Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de septiembre de 2020
  • Actualizado 22:48

Bolivia saca a licitación la compra de respiradores tras caso de corrupción

El Ministerio de Salud del país ha optado por esta vía para la adquisición de 176 ventiladores para unidades de terapia intensiva de hospitales que atienden a pacientes críticos con esta enfermedad.
Respiradores comprados en España por el Gobierno interino, durante un acto en Santa Cruz. EFE
Respiradores comprados en España por el Gobierno interino, durante un acto en Santa Cruz. EFE
Bolivia saca a licitación la compra de respiradores tras caso de corrupción

El gobierno ha lanzado una convocatoria pública para comprar respiradores hospitalarios para pacientes con COVID-19, después de que una compra anterior derivara en un caso de supuesta corrupción.

El Ministerio de Salud del país ha optado por esta vía para la adquisición de 176 ventiladores para unidades de terapia intensiva de hospitales que atienden a pacientes críticos con esta enfermedad, según un comunicado de esta cartera.

La adquisición se enmarca en un financiamiento del Banco Mundial, por un total de 170 millones de dólares, para reforzar el sistema de salud ante la pandemia del nuevo coronavirus.

"Con el objetivo de garantizar la transparencia de ese proceso, el Ministerio invitó a los proveedores a presentar cotizaciones", como requieren las condiciones de ese financiamiento, explicó este departamento.

La compra busca completar una dotación de 500 respiradores mecánicos para los hospitales que tratan la COVID-19 en el país.

La vía de licitación se anuncia después de que una compra directa en España de unos 170 respiradores derivara en un caso de supuesta corrupción, con varios funcionarios, entre ellos un exministro de Salud, en prisión preventiva y detención domiciliaria.

Aquel proceso fue realizado con una inusual rapidez en pocos días, sin atender a observaciones de varios empleados del Ministerio y con un supuesto sobrecoste de al menos dos millones de dólares, además de que los equipos se duda de que sean válidos para cuidados intensivos.

A raíz de este caso, bajo proceso judicial, la presidenta interina, Jeanine Áñez, ordenó revisar todas las compras públicas para el sistema de salud, para garantizar la transparencia y evitar la corrupción.

El país tiene confirmados oficialmente 3.687 fallecidos y 89.055 contagios por COVID-19, con un sistema de salud cuyo refuerzo el Gobierno interino asegura que es una de sus prioridades, antes de casos de colapso en hospitales para atender el aumento de enfermos por la pandemia.