Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 13:13

Bolivia registra repentino aumento de 1.601 muertos por virus; medios sugieren que cifra real es 5 veces más

El total de casos confirmados alcanza los 120.769, con más de la mitad de enfermos recuperados, 71.489, de acuerdo a datos del Ministerio. El The New York sugiere que la cifra real es cinco veces más de lo que anuncia el Gobierno.
Personal de la Alcaldía de Cochabamba y otras instituciones realizaron el rastrillaje para identificar posibles casos de COVID-19. Foto: GAMC
Personal de la Alcaldía de Cochabamba y otras instituciones realizaron el rastrillaje para identificar posibles casos de COVID-19. Foto: GAMC
Bolivia registra repentino aumento de 1.601 muertos por virus; medios sugieren que cifra real es 5 veces más

Los datos oficiales contabilizan de repente 1.601 fallecidos por COVID-19 en Bolivia, con lo que el país alcanza los 7.008 decesos por el nuevo coronavirus.

El último reporte del Ministerio de Salud pasa de 5.398 a 7.008 muertes por la enfermedad en un solo día, cuando sin embargo los fallecidos contabilizados el sábado eran 55 y 40 el domingo, sin que detalle el por qué del incremento de 1.601 en el cómputo total.

El total de casos confirmados alcanza los 120.769, con más de la mitad de enfermos recuperados, 71.489, de acuerdo a los datos del Ministerio.

El incremento repentino del total de fallecidos se produce tras días en que las cifras de cada jornada en positivos y decesos habían retrocedido a niveles de junio, lejos de algunas de julio y agosto en que superaron ligeramente los 2.000 contagios y el centenar de decesos.

El expresidente Jorge Quiroga calificó en un mensaje en redes sociales de "negligencia e incompetencia criminal" este incremento, a la vez que pidió a las autoridades que informen a qué se debe.

Quiroga apuntó a un cómputo que podría estar atrasado en la región de Santa Cruz, la más poblada del país y que acumula el mayor número de fallecidos y casos confirmados, además de cuestionar "qué pasa en otros lugares".

El último informe ministerial con el incremento inusual del total de decesos se produce además después de que este pasado domingo el Tribunal Supremo Electoral advirtiera de que los datos de fallecidos en el país, no solo por la COVID-19, puede que no se regularicen incluso hasta final de año.

El órgano electoral explicó que el Servicio de Registro Cívico estuvo un tiempo cerrado tras decretarse en marzo pasado la cuarentena en Bolivia, por lo que "llamará la atención el incremento de registro de decesos anotados en los meses de junio, julio y agosto", al regularizar datos anteriores una vez pudo reiniciar su actividad.

Este comentario viene a colación por el saneamiento del padrón electoral con miras a las elecciones generales convocadas para el próximo 18 de octubre en Bolivia, para el que este órgano realiza cruces de datos de distintas entidades con el fin de "mantener una permanente depuración".

Bolivia figura en distintos estudios entre los países más afectados en el mundo por la pandemia comparado con su población, de unos 11 millones y medio de habitantes.

El país aparece en el cuarto lugar según la Universidad Johns Hopkins de Estados en cuanto a fallecidos respecto a los casos positivos, con un porcentaje del 4.5%, y en el séptimo en número de decesos por cada 100.000 habitantes, con 44.57.

EN MEDIO DE LA AGITACIÓN POLÍTICA

La cifra de muertos ya llamó la atención mucho antes a varios medios, entre ellos el The New York  que en una publicación del 22 de agosto de 2020 observó que el país estaba sumido en la agitación política cuando llegó la pandemia y que hubo respuesta caótica. "Y el aumento de muertos que sigiuó fue uno de los peores del mundo", según análisis del medio.

Para el periódico, moría tanta gente que las cifras del Gobierno no podían ser correctas.
"Las llamadas para recoger los cuerpos inundaban la oficina forense de Bolivia. En julio, los agentes recogían hasta 150 cuerpos por día, 15 veves más de lo normal", dijo Andrés Flores, jefe forense del país.

"Las nuevas cifras de mortalidad revisadas por el Times sugieren que el número real de muertes durante el brote es casi cinco veces mayor que la cifra oficial, lo que indica que Bolivia ha sufrido una de las peoores epidemias del mundo. El extraordinario aumento de la mortalidad, ajustado en función de su población, es más del doble que el de Estados unidos, y muy superior a los niveles de Italia, España y el reino Unido".

El medio señaló que desde junio han muerto unas 20.000 personas más que en años anteriores, según un análisis del Times de los datos del Registro Civil de Bolivia, una cifra enorme en un país de solo unos 11 millones de habitantes..