Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 22 de octubre de 2020
  • Actualizado 13:39

EL GOBIERNO DECLARA TRES DÍAS DE DUELO

Bolivia llora deceso de Urenda y alerta de falso negativo y recaída en los infectados

Las redes sociales se inundaron de mensajes de agradecimiento y de solidaridad con la familia. Recordaron la dura batalla del secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz.
El secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda. ARCHIVO
El secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda. ARCHIVO
Bolivia llora deceso de Urenda y alerta de falso negativo y recaída en los infectados

Bolivia expresó su pesar por el fallecimiento del secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz Óscar Urenda que lideró la lucha contra la pandemia del coronavirus COVID-19. Expertos alertaron que su caso muestra que en las personas contagiadas pueden dar falso negativo o tener una recaída.

Desde el Gobierno declararon tres días de duelo.

En las redes sociales, quienes conocieron al médico de profesión expresaron su agradecimiento y su solidaridad con la familia.

El presidente de la Sociedad Latinoamericana de Medicina Interna, Carlos Ibáñez, explicó que con el doctor Urenda pudieron ocurrir dos situaciones. La primera es que la prueba COVID-19 que se le hizo pudo dar un resultado falso negativo y por eso se lo consideró curado.

“Creo que lo que ha sucedido con (Urenda) hay que tenerlo muy en cuenta en el tema médico y clínico y establecer que por ejemplo evidentemente es probable que él haya tenido una prueba falsa, errónea al principio”, contó en una entrevista con radio Panamericana.

La otra explicación es que tuvo una recaída y la virulencia fue más fuerte que la primera vez que contrajo la COVID-19.

Según el especialista, cuando una persona es asintomática o muy leve, su sistema inmunológico enfrenta y neutraliza rápidamente al virus, pero lo malo es que no genera la cantidad de anticuerpos suficientes para que vuelva a superar al virus en caso de que vuelva a enfermar.

“Su sangre, su plasma no va servir para transfundir a los que están con una enfermedad grave, porque no tienen la calidad suficiente de anticuerpos para neutralizar el ataque que está recibiendo un enfermo grave”, precisó.

En ese entendido, según el especialista, el plasma hiperinmune, que en algunos casos salva la vida de otras personas, no es la solución.

Ibáñez recordó que cuando Urenda se recuperó casi de forma inmediata viajó a Beni, que en ese entonces era el departamento más golpeado con la pandemia y prácticamente era el foco de infección.

“Es probable que ahí tuvo un nuevo contacto con el virus y dependiendo de la carga viral a la que estuvo expuesto, ha ingresado a su organismo y ha sido devastador para él (Urenda)”, acotó.

Finalmente, el presidente de la Sociedad Latinoamericana de Medicina Interna recomendó a la población que superó al coronavirus, continuar cumpliendo las normas básicas de bioseguridad, porque el hecho de haber vencido a la pandemia en una primera instancia, no significa que no vuelvan a contraer el virus.

“Todas las personas que han tenido el coronavirus y en este momento piensan que ya están libres, también deben tener las mismas precauciones de cuidado, evitando estar cerca de personas potencialmente enfermas y que las medidas de bioseguridad no deben ser subestimadas, porque pueden contraer y recaer ante una nueva enfermedad similar con una agresividad superior al primer caso”, advirtió.

DESTACADO El Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez declaró duelo nacional de tres días por la muerte de Urenda, quien falleció ayer en la madrugada en una clínica privada, donde estuvo internado durante más de un mes batallando contra el coronavirus COVID-19.

"En las instituciones públicas la bandera del Estado Plurinacional de Bolivia será izada a media asta con crespón negro. La Presidenta y el Gabinete Ministerial expresamos nuestro profundo pesar y consternación ante esta irreparable pérdida y le rendimos homenaje", afirmó el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

La ministra de Salud, Eidy Roca, según ABI, también lamentó el deceso de Urenda, quien libró por casi dos meses una batalla contra el coronavirus COVID-19, además destacó su fuerza y valentía en su lucha contra esa enfermedad en el país.

"Doctor Urenda le rendimos el mayor homenaje y la mayor gratitud que pueda tener el país y el sistema de salud porque usted ofrendó su vida. Usted dio fuerza, valentía, empuje en los momentos más difíciles en que este país se encontraba", dijo en un breve mensaje.

El 1 de junio, Urenda manifestó que había dado positivo, por segunda vez a la prueba de COVID-19. El estado de salud de la autoridad fue decayendo con el pasar de los días y, después de 46 días en terapia intensiva, falleció ayer en la madrugada.

Por su parte, la Gobernación de Santa Cruz también declaró duelo, pero por siete días y a nivel departamental en memoria y agradecimiento a su Secretario de Salud.

En la mañana, la Jefa de Estado, a través de un video publicado en sus redes sociales, recordó a Urenda como un incansable luchador por la democracia, la libertad y la salud del pueblo cruceño y boliviano.

Por la tarde, poco más de 100 personas, entre familiares, amigos y allegados, acompañaron las cenizas del médico hasta su última morada, un mausoleo familiar en el cementerio general cruceño. Portando globos color blanco, los dolientes ingresaron al camposanto.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad