Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 04 de julio de 2022
  • Actualizado 20:26

Bolivia lleva estudio científico a la CIJ y pide 3 ‘arreglos’ a Chile por el Silala

Los alegatos comienzan hoy y se extenderán por dos jornadas. El embajador Roberto Calzadilla será el primero en intervenir en La Haya. Se eliminó la ‘cláusula de confidencialidad’
Las aguas del Silala se encuentran entre Bolivia y Chile. ARCHIVO
Las aguas del Silala se encuentran entre Bolivia y Chile. ARCHIVO
Bolivia lleva estudio científico a la CIJ y pide 3 ‘arreglos’ a Chile por el Silala

Bolivia presentará hoy sus alegatos orales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y hará conocer sus argumentos en base a un estudio científico en defensa de las aguas del Silala.

La audiencia se extenderá hasta mañana martes para continuar con la fase de réplicas y duplicas hasta el 14 de abril para luego continuar con la fase de evaluación. Se prevé que el fallo se conozca en noviembre.

Según el embajador Sebastián Michel, se esperan tres ‘arreglos’ por parte de Chile. Está el reconocimiento de que el origen de los recursos hídricos nace en bofedales y manantiales del territorio boliviano; que se trabajó artificialmente para el desvío de las aguas; que el volumen del caudal se mejoró con esto y que es necesario una compensación.

“La posición del Gobierno es que Chile reconozca y que se haga un pago del 50% del flujo”, manifestó en el programa de Bolivia TV.

Los estudios fueron realizados durante dos años por expertos del Instituto Hidráulica Danés (DHI) para Bolivia y son parte de la estrategia de defensa con evidencia científica y jurídica, explicó el secretario general de Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), Emerson Calderón.

También invitó a revisar estos documentos toda vez que el tribunal de la CIJ ordenó eliminar la “cláusula de la confidencialidad” y son de libre acceso al público.

El primero en intervenir será el embajador Roberto Calzadilla que forma parte del equipo multidisciplinario que intentará desvirtuar los argumentos históricos de Chile.

Pese a esto, según Michel, las posiciones entre ambos países se acercan cada vez más bajo la consigna de resolver la controversia.

“Necesitamos una hoja en blanco para ir avanzando en otros temas como el litio, por ejemplo. Nos interesa que haya ese reconocimiento”, señaló.

Recordó que en la década de los 90 existía una propuesta de Chile para el uso de 50-50 y una compensación de 17.000 dólares por día, lo que fue rechazado en ese entonces, pero ahora se trabaja en esa línea.