Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de mayo de 2024
  • Actualizado 18:44

ESTE VIERNES

Bolivia llama al G77+China a impulsar un pacto digital para una ciencia enmarcada en la vida

Durante su intervención en la reunión del G77+China que se realiza en La Habana, Cuba, el vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, David Choquehuanca, convocó este viernes a los países del hemisferio sur a impulsar un pacto digital que esté centrado en la vida y los derechos de la Madre Tierra. 

El Vicepresidente participa en la reunión del G77+China que se realiza en La Habana, Cuba./ OXIGENO.BO
El Vicepresidente participa en la reunión del G77+China que se realiza en La Habana, Cuba./ OXIGENO.BO
Bolivia llama al G77+China a impulsar un pacto digital para una ciencia enmarcada en la vida

El Vicepresidente encabeza, junto al canciller Rogelio Mayta, la delegación boliviana que participaen la reunión del G77+China que se realiza en La Habana, Cuba, y que se extenderá hasta el sábado 16 de septiembre. 

Durante su intervención en la reunión del G77+China que se realiza en La Habana, Cuba, el vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, David Choquehuanca, convocó este viernes a los países del hemisferio sur a impulsar un pacto digital que esté centrado en la vida y los derechos de la Madre Tierra. 

“Hay que impulsar un pacto digital, científico y tecnológico mundial por la vida, fuera del paradigma capitalista y  antropocéntrico, con una propuesta de ciencia abierta, sin privatización y mercantilización de la ciencia, la tecnología y la transformación digital. Hay que construir un nuevo horizonte de vida, impulsado por el Grupo de los G77+China”, aseveró el Vicepresidente ante el pleno.

El Vicepresidente encabeza, junto al canciller Rogelio Mayta, la delegación boliviana que participa en este encuentro que se extenderá hasta el sábado 16 de septiembre. El grupo también está integrado por el vicecanciller Freddy Mamani, la embajadora de Bolivia en Cuba, Yeshika Crespo, además del equipo técnico de la Vicepresidencia y del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Choquehuanca, en ese marco, reafirmó ante el pleno la conclusión que emergió de la reunión del G77 en 2014, en Bolivia, en la que se declaró que “desde el sur, desde nuestros países, hay que construir un nuevo orden mundial, con justicia social para Vivir Bien”.

El discurso que expresó el representante de la delegación boliviana se centró en hacer un llamado a los países a reconducir la transformación científica y tecnológica al margen del paradigma capitalista, debido a que este no hizo más que profundizar las brechas entre pueblos, además de ser usarlas como “armas” para colonizar y someter.

Choquehuanca indicó que la ciencia y tecnología alejadas de la vida pueden representar la ruptura entre los seres humanos y la naturaleza; por lo que convocó a revalorizar y formalizar el valor de uso de la sabiduría heredada por los ancestros y los pueblos del mundo, en igualdad de condiciones a la ciencia occidental.

“Solo el reconocimiento de nuestras raíces la humanidad será libre, de lo contrario seguirá siendo sometida. Honrando el principio de equilibrio, complementariedad y armonía se debe revalorizar y formalizar el valor de uso de la sabiduría heredada de nuestros ancestros y la sapiencia de los pueblos del mundo en igualdad de condiciones a la verdad hegemónica de los paradigmas de la ciencia, la tecnología y las innovaciones. Hay que comprender que la sabiduría moderna emerge de la biblioteca de la Madre Tierra y de su gran laboratorio de vida que es de todos”, aseveró.

El Vicepresidente mencionó que la ciencia es necesaria para la toma de decisiones políticas, pero que también es necesario un análisis crítico de la misma desde la epistemología y sabiduría de los pueblos originarios.

“Hay que descolonizar el actual orden científico mundial, para un orden epistemológico sistemático entre las ciencias modernas y las ciencias de los pueblos originarios, buscando soluciones a las múltiples crisis del mundo. Hay que trascender la trampa de la cumbre del futuro, monopolizada por el paradigma antropocéntrico, y convocar a la asamblea de la Madre Tierra poniendo en el centro del futuro los valores y los principios cosmobiocéntricos y los derechos de la Madre Tierra”, ratificó.