Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 21 de abril de 2024
  • Actualizado 22:10

Bolivia exporta electricidad y estrecha lazos con Argentina

La energía eléctrica llegará a Tartagal, en Salta, y de allí se redistribuirá en el norte argentino, para consumo domiciliario e industrial. Se busca el desarrollo de ambos países.
La Línea de Interconexión Internacional "Juana Azurduy de Padilla", inaugurada ayer./ ABI
La Línea de Interconexión Internacional "Juana Azurduy de Padilla", inaugurada ayer./ ABI
Bolivia exporta electricidad y estrecha lazos con Argentina

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, aseguró que la exportación de energía eléctrica boliviana a su país, a través de la Línea de Interconexión Internacional "Juana Azurduy de Padilla", es un paso en el fortalecimiento de la integración bilateral y de toda América del Sur.

Fernández y el presidente Luis Arce coincidieron en la fronteriza Yacuiba para dar inicio a la exportación de energía eléctrica. “Lo que necesite Bolivia de Argentina lo va a tener”, afirmó en reciprocidad al proyecto que es, aseguró, resultado de la “buena amistad”.

La interconexión es un “paso importantísimo para la integración de los países, pensar que en Bolivia se produce la electricidad que los argentinos necesitamos, eso se llama integración, preocuparse por el otro”, destacó.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Luis Arce, destacó que se trata de “un proyecto importante, por la inversión de recursos, pero más allá de la inversión, lo importante es consolidar esta amistad, esta integración de dos países hermanos, como nuestra República Argentina y el Estado Plurinacional de Bolivia”.

La energía generada en el sur de Bolivia es llevada al norte argentino. “Así como Bolivia trabaja por nosotros, Lucho, todo lo que necesites de mí, todo lo que necesites de Argentina, lo vas a tener, porque Bolivia es patria hermana, parte de la patria grande y esa patria grande…la vamos a construir entre todos”, insistió.

La construcción de la Línea de interconexión Bolivia - Argentina “Juana Azurduy de Padilla” de 132 kilovoltios (kV)”, para la exportación de energía eléctrica al mercado vecino, demandó una inversión de 365,3 millones de bolivianos, informó el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina.

La energía eléctrica llegará a Tartagal, en Salta, y de allí se redistribuirá en el norte argentino, no solo para el consumo domiciliario, sino también industrial. Bolivia exporta también gas al mercado argentino. 

Fernández destacó que en el gobierno de Arce encontró en todo momento receptividad para resolver los problemas como mayor demanda del energético.

Ambos mandatarios se reunieron en la frontera, después de coincidir en la cumbre de presidentes suramericanos de Brasil.

EL PROYECTO

La Línea de Transmisión “Juana Azurduy de Padilla” fue ejecutada por la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y las empresas ENDE Andina, ENDE Transmisión y ETASA, en representación del Estado boliviano, en Argentina.

Para este proyecto se construyeron 120 kilómetros de líneas de transmisión y las subestaciones Yaguacua, en el lado boliviano, y Tartagal, en el lado argentino, que tienen capacidad para inyectar hasta 120 megavatios (MW).

El 13 de marzo, Bolivia comenzó a exportar energía eléctrica a Argentina a través de la Línea de Transmisión “Juana Azurduy de Padilla” en 132 kilovoltios (kV).

Arce señaló que esta obra “coadyuvará a mejorar la calidad de vida de nuestros hermanos argentinos”, en la frontera con Bolivia, y “también de los bolivianos porque genera fuentes de empleo en territorio nacional”.