Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 19 de agosto de 2022
  • Actualizado 19:49

EL 52% DE LA POBLACIÓN ESTÁ EN UNIÓN

En Bolivia, 40% de los varones son solteros y hay más mujeres viudas

El estado civil o situación conyugal de los bolivianos, mayores de 12 años, forma parte de la Encuesta de Hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE) que fue presentada recientemente.
Un grupo de personas en las calles.      ARCHIVO
Un grupo de personas en las calles. ARCHIVO
En Bolivia, 40% de los varones son solteros y hay más mujeres viudas

Para conocer el estado civil o situación conyugal de la población boliviana mayor de 12 años, el Instituto Nacional de Estadística (INE) elaboró la Encuesta de Hogares que arrojó diferentes resultados. Por ejemplo, se reveló que, en 2021, el 40% de los varones estaban solteros en comparación a un 34.4% de mujeres.

Por grupo de edad, se aprecian notables diferencias en la situación conyugal. El 98.9% de la población de 12 a 18 años es soltera; y el 61.8% corresponde al grupo de 19 a 29 años. 

El 36.1% de los mayores de 30 años se declara casado, conviviente o concubino. Asimismo, se observa que, conforme avanza la edad, aumenta también el porcentaje de viudos.  

Ese mismo año, en medio de la pandemia de la COVID-19, hubo más mujeres que perdieron a sus parejas. Fue un 7.4% frente a un 3.2% de los varones, es decir, más de la mitad.

También hay más varones casados (35.1%) con relación a las mujeres (33.5%) y convivientes o concubinos son un 18.5% frente al 18% del sexo opuesto. 

La mayor cantidad de matrimonios se da en el área rural.

El rango de edad mayor (62.5%) se concentra entre los que tienen entre 50 y 59 años; en segundo lugar, con el 58.5%, están los que tienen entre 40 y 49 años; le siguen los que tienen más de 60 años con un 53.4%; y finalmente con el 41.8% los que están entre 30 y 39 años. En este último grupo también se encuentra la mayoría de las parejas, un 32.6%, que están en convivencia o concubinato. Por otro lado, solo el 10.4% de los jóvenes de entre 18 y 29 años se declara casado.

A su vez, hay un 5.1% de mujeres separadas y 2.5% de varones; y 1.6% de divorciadas respecto al 0.8%. 

UN AÑO Si se hace una comparación con la gestión 2020, donde se planteó una boleta abreviada por la pandemia, se determinó que hay más bolivianos solteros y convivientes o concubinos. A su vez, baja el porcentaje de casados, de separados, divorciados y viudos.

Por estado civil se entiende la situación de cada persona en relación con las leyes o costumbres relativas al matrimonio que existen en el país. 

La encuesta “permite anticipar los cambios posibles en los patrones de fecundidad al afectar a los nacimientos, así como la formación y disolución de los hogares”.

Hasta 2020, cerca del 51% de la población, en la mayoría de los departamentos se encontraba en unión, a excepción de Oruro y Tarija, pero, para el 2021, subió al 52% y estos datos se registraron en todo el país.

OTRA INFORMACIÓN El INE recogió información demográfica que permite analizar la composición y estructura de la población.

Uno de los resultados muestra que, de una población de 11.9 millones de bolivianos, la mayor parte está ubicada en el área urbana y tiene un mayor número de mujeres.

En el área rural viven más niños y adultos mayores mientras en las ciudades la presencia es mayor de la población joven.

Otro dato da cuenta de que hay 97 hombres por cada 100 mujeres. Esto significa que el porcentaje de mujeres es superior al de hombres llegando al 50.7% de la población que deriva en un índice de masculinidad de 97.

La mayor población masculina es de edad infantil y juvenil, es decir de entre 0 y 20 años. En el área rural son más varones, al igual que en los departamentos del oriente.

Con relación a la población por grupo de edad, la mayoría de los niños, respecto al promedio nacional, está en los departamentos de los llanos como Pando, Beni y Santa Cruz, incluyendo Potosí y Chuquisaca. La población adulta prefiere Pando, Santa Cruz, la Paz, Cochabamba y Tarija.

Sobre la dependencia e índice de envejecimiento demográfico, en una comparación a lo largo de 10 años, entre 2011 y 2022, el INE muestra disminuciones en la población infantil de 33.6% a 29.3%. También revela que hay un incremento porcentual de la población adulta mayor, principalmente en el área rural.

Por cada 100 menores de 15 años se presentan 38 adultos mayores y la edad media para 2021 es de 30.1 años, tres años más que en 2011, “un indicio más del proceso de envejecimiento hacia el que transita la población.

“Para 2021, la pirámide de población se presenta con una base más angosta que en 2011, debido a la reducción de la población infantil, así también se aprecia un ensanchamiento del tronco, es decir una ampliación de los grupos de población en edad adulta y adulta mayor”, se lee.

A 2011, la población menor de 20 años representaba el 44% del total, que se atenúa a 38% para 2021. Por su parte, los mayores de 60 años se elevan de 8.7% en 2011 a 11.2%, por lo cual se puede inferir que el país se encuentra en proceso de transición demográfica donde los niveles de fecundidad y mortalidad son moderadamente altos.

El 50% de los hogares tiene 3 personas

Con relación a las características demográficas de los hogares, el número asciende a cerca de 3.6 millones de una población de cerca de 11.9 millones. 

La distribución por número de personas dentro del hogar evidencia que más del 50% de los hogares tiene hasta 3 personas y se conocen como nucleares o completos; y el 16.4% está con uno y se considera monoparental. El 9.6% tiene de seis a más personas y es un hogar extendido porque ahí se encuentran otros familiares.  

Por área, el 68% de los hogares se encuentra en el área urbana y la mayoría está compuesto por entre tres y cuatro personas mientras que, en el rural, el mayor porcentaje es de hogares con una o dos personas.

Entre 2011 y 2021, los hogares de una sola persona aumentaron, principalmente en el área rural, mientras que los hogares nucleares completos y extendidos disminuyeron. Otro dato refleja que los hogares monoparentales tienden a aumentar en el área urbana.

Por departamento, en Santa Cruz, Beni y Pando preponderan los hogares completos, es decir con jefe de hogar, cónyuge e hijo o hijos. En Potosí, Tarija y Cochabamba hay más hogares unipersonales. La pareja nuclear se concentra en Oruro, Potosí y La Paz; y hay más hogares extendidos en Chuquisaca y Santa Cruz.

Por otro lado, el jefe de hogar es la persona reconocida como tal por todos los miembros del hogar, e indistintamente del sexo o estado civil de la persona, es quien toma las decisiones más importantes en el hogar.

Los resultados muestran un 71% de hombres, con un promedio de edad de 46 años, son reconocidos como jefes de hogar y tienen una familia completa o de pareja. 

Las mujeres jefas de hogar tienen importante participación en los hogares monoparentales unipersonales y extendidos. Su edad promedio es de 48.7 años. Tienen una especial atención por las situaciones de vulnerabilidad económica y social que podrían atravesar y sus implicancias en el bienestar familiar.

Por departamentos, en Cochabamba, La Paz, Tarija, Oruro y Potosí los hogares tienen jefatura femenina. Viven solas y tienen una edad avanzada por lo que tienen una alta vulnerabilidad.

INE: la mayoría de las familias vive en una casa que es propia

La Encuesta de Hogares del Instituto Nacional de Estadística (INE) recoge información sobre una serie de atributos relacionados a las viviendas que ocupan las familias y muestra que la mayoría tiene una propia que fue adquirida al contado.

También hace referencia a la calidad de su construcción y características referidas a las condiciones sanitarias, servicios básicos como agua, saneamiento, disponibilidad de energía eléctrica, gas por cañería, tratamiento de desechos sólidos, entre otros. 

Según el INE, contribuye a un mejor conocimiento de la situación habitacional de los hogares, a fin de coadyuvar al seguimiento de los resultados del derecho a una vivienda adecuada con servicios básicos.

Los datos muestran que el 79% de las viviendas ocupadas por los hogares son casas, chozas o pahuichi, principalmente en los departamentos de Pando, Beni, Oruro y la Paz; el 17% son cuartos o habitaciones sueltas que sobresalen en Santa Cruz, Cochabamba y Tarija; y el 4% son departamentos. 

Según el informe, el 63.7% de los hogares cuenta con vivienda propia, especialmente en el área rural de Oruro, Potosí, Pando y La Paz; el 16.5% una vivienda cedida o prestada por parentesco y están en Santa Cruz, Tarija y Cochabamba; y 13.6% está en alquiler, mayormente en Beni. 

La forma de tenencia de las viviendas propias, en la investigación, concluye que el 64% fueron obtenidos con recursos propios o al contado, en especial en Santa Cruz, Pando y Cochabamba; 24.1% son recibidas por herencia y están en Oruro, Potosí y la Paz; y 7.4% a través de los Programas de Vivienda Social y Solidaria. Estos planes beneficiar en mayor parte a Pando, Tarija y Santa Cruz.

Los servicios básicos son el agua, alcantarillado, electricidad y gas domiciliario. 

El 96.7% de los hogares tiene energía eléctrica, mientras que el 64.4% se abastece de agua por cañería de red y el 48.9% tiene sistema de alcantarillado.

Respecto al acceso del gas por cañería de red para cocinar o preparar los alimentos, solo el 29% accede a este servicio.

La mayor cobertura de la energía eléctrica está en Chuquisaca y Pando, mientras que hay agua en mejores condiciones en Santa Cruz y Tarija. El alcantarillado y el gas natural tiene un mejor alcance en Tarija, Oruro, La Paz y Cochabamba. Chuquisaca se suma a la cobertura de alcantarillado.

Finalmente, con relación a la forma en que los hogares desechan la basura de sus viviendas, lo cual es de interés para identificar la existencia de servicios de recolección y otras modalidades que pueden constituir riesgos para la salud y daños ambientales, se observa que el 70.1% de los hogares lo tiene, ya sea el carro basurero o contenedor.

“En el área urbana se advierte el uso masivo del servicio público de recolección de basura 93,6%, mientras que en área rural el mayor porcentaje 69,6% quema la basura, lo cual incide sobre la contaminación del aire, afectando la salud humana”, señala el informe.

Su uso es mayor en Tarija, Santa Cruz y Cochabamba, en tanto que Potosí, Chuquisaca y Beni registran mejores porcentajes. Pando es donde más se quema la basura mientras que en Chuquisaca se ve que tiran los desechos al río, terreno baldío o la entierran.