Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 03 de marzo de 2024
  • Actualizado 17:33

Bloqueo en Cochabamba dejó pérdidas de Sus 13 millones a la planta de urea de Bulo Bulo

El ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, también se refirió al abastecimiento de combustible y aseguró que es normal y que en los próximos días se ampliará el suministro.

Una imagen referencial sobre la planta de urea y su producción./ ERBOL
Una imagen referencial sobre la planta de urea y su producción./ ERBOL
Bloqueo en Cochabamba dejó pérdidas de Sus 13 millones a la planta de urea de Bulo Bulo

Los 16 días del bloqueo de caminos impulsado por sectores afines al expresidente Evo Morales generó pérdidas de al menos Sus 13 millones a la planta de urea que opera en Bulo Bulo, Cochabamba, reveló este domingo el ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina.

“Hubo un millón de dólares en pérdidas por día en la planta de urea debido a los bloqueos. Fue un daño económico de 13 millones de dólares por urea no comercializada”, señaló la autoridad gubernamental en una entrevista con Bolivia Tv.

Molina consideró que la movilización tenía un fin político y dejó graves perjuicios al sector productivo y económico del país.

La protesta también afectó la distribución de carburante líquidos en el país. En los días de bloqueo se observaron largas filas de vehículos en las estaciones de servicio.

“Fue una acción netamente política, el país está en un proceso de reconstrucción y lógicamente este efecto generó pérdidas por más de 1.000 millones de dólares y dentro del sector de hidrocarburos se ha tenido dificultades para poder llegar con las cisternas que transportan el combustible a las regiones”, explicó.

Mencionó que una vez levantado el bloqueo, el 6 de febrero, se informó tardaría entre tres y cuatro días para restablecer el suministro normal de combustibles.

Sin embargo, la filas no desaparecieron. Molina atribuye a dos factores este panorama.

Indicó que el primero tiene relación con una “sicosis colectiva” de los conductores por las filas, lo que generó una mayor demanda.

Además apuntó a las fiestas de Carnaval. En su criterio los conductores cargaron mayor volumen de combustible para viajar a otras regiones del país.

En ese contexto, aseguró que el abastecimiento es normal y en los próximos días se ampliará el suministro.

“Por ello, hemos encarado una acción de abastecimiento para cubrir esa demanda elevada. A la fecha no se reportan filas, se logró paliar la demanda y no se tienen problemas de suministro”, recalcó.

Molina indicó que se ejecutan controles para frenar el desvió y venta ilegal de combustibles.