Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 14 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:01

EL FUEGO EN LA CHIQUITANÍA COMENZÓ HACE 45 DÍAS

Autoridades unen esfuerzos y se espera declaratoria de desastre

El Gobierno nacional y la Gobernación de Santa Cruz buscan una “planificación coordinada y efectiva”. La iglesia responsabiliza al Gobierno por quemas.
Un bombero observa lo sucedido en una de las comunidades de la Chiquitanía.  APG
Un bombero observa lo sucedido en una de las comunidades de la Chiquitanía. APG
Autoridades unen esfuerzos y se espera declaratoria de desastre

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, y el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, se reunieron ayer en la Chiquitanía para analizar la emergencia de los incendios y coordinar la sofocación de los focos de quema, según informó ABI.

A 45 días del inicio del fuego, las autoridades decidieron hacer una “planificación coordinada y efectiva”, explicó el director del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental de Santa Cruz (COED), Enrique Bruno. Dijo también que en la oportunidad se pidió la declaratoria de desastre nacional, tomando en cuenta que el fuego arrasó más de 713.137 hectáreas de bosque y 1.005.851 hectáreas de pastizales y otras formaciones vegetales. 

El martes, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, señaló que el Gobierno ya solicitó ayuda internacional “a todos los países del mundo”, hecho que, a su criterio, es lo mismo que declarar desastre nacional.

Ayer fueron evacuadas siete familias de San Matías y 14 niños de Roboré.

El último informe de la Fundación Amigos de la Naturaleza (FAN), recogido por Urgentebo, da cuenta que de los 6.247 focos de calor que hay en el país, 5.216 están en el departamento de Santa Cruz. 

EL DESASTRE  La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) emitió un pronunciamiento, en nombre de los Obispos de Bolivia, en el que señala que hay una “grave responsabilidad del Gobierno Nacional” en las quemas y le pide “la declaratoria de emergencia nacional con la promulgación del decreto de inmovilización y pausa ecológica y absoluta prohibición de todo cultivo y extracción, promoviendo solo actividades de reforestación”.

“Fue una grave irresponsabilidad emitir el Decreto 3973 que permite los chaqueos en Santa Cruz y Beni. Hay serios indicios de que detrás de este desastre natural y humanitario hay una decisión de ampliar la frontera agrícola en Bolivia”.

A su vez, hace un llamado a los colonos y pobladores de los sectores afectados para que “cesen en la actividad del chaqueo incontrolado y se respeten los espacios naturales en bien de la obra de Dios”, informó Erbol.

Por otro lado, la dirección nacional de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob Orgánica) convocó a la “X Marcha por la Vida” en defensa de su territorio y en contra de las leyes y decretos que favorecen el desmonte y la quema. La medida comenzará el lunes 16 de septiembre en San Ignacio de Velasco, en el departamento de Santa Cruz, hacia la Sede de Gobierno, de acuerdo con la información de ANF.

La Cidob Orgánica también exige al Gobierno que se declare desastre nacional, para permitir la movilización urgente de recursos y ayuda internacional de países vecinos, y la abrogación de la Ley 741 y el Decreto Supremo 3973 que permiten el desmonte y la quema de áreas forestales. 

A los pedidos se suma el del expresidente de Bolivia y candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa.

“Le exijo, en aras de Santa Cruz, de Bolivia, de la reserva del bosque chiquitano, que declare desastre nacional. No nos podemos dar el lujo, y usted menos que nadie, de seguir con la indolencia, con el retraso, con la falta de capacidad en las decisiones. Hágalo. Hágalo de una vez", afirmó en un video publicado en las redes sociales.

A decir del senador y candidato de Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, la negativa del Gobierno es debido a que “no quiere reconocer su incapacidad” y responsabilidad en el hecho.

Para el Gobierno nacional, esta declaratoria implicaría la admisión de que el Estado no tiene la capacidad de atender la magnitud de las contingencias.

AYUDA CONTINÚA El comandante de las Fuerzas Armadas (FFAA), Williams Kalimán, confirmó ayer el arribo de dos helicópteros Sikorsky, contratados por el Gobierno de una empresa de Canadá especializada en mitigación de incendios forestales. Las aeronaves de fabricación estadounidense se sumarán a las tareas del Chinook, el Supertanker, el Helitanker y el avión Ilyushin, además de otros 19 helicópteros.

Esa aeronave puede cargar agua a través de absorción, lo que facilita el uso de lagunas, lagos y ríos y, además, puede transportar 18 bomberos a las zonas de operaciones.