Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 19:32

Autoridades aún evalúan los daños que dejó la tormenta en Trinidad; SEGIP suspende atención

El sábado 3 de octubre, vientos de más de 100 kilómetros por hora, granizada y torrencial lluvia ocasionaron pérdidas en viviendas y al menos 30 árboles caídos.
Un árbol cayó sobre una casa en Trinidad. ABI
Un árbol cayó sobre una casa en Trinidad. ABI
Autoridades aún evalúan los daños que dejó la tormenta en Trinidad; SEGIP suspende atención

El jefe municipal de Gestión de Riesgos, Arnold Barba, informó este domingo que todavía limpian y evalúan los destrozos provocados por los vientos huracanados y granizo en la ciudad de Trinidad, capital del Beni.

"Estamos en la limpieza y cuantificación porque hay árboles caídos en la vía pública y en las viviendas, cayeron encima de los techos; mañana (por lunes) vamos a hacer una evaluación técnica para ver el grado de afectación", dijo Barba a la ABI.

Esa evaluación se hará con Defensa Civil y el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental para establecer de manera oficial la cantidad de familias afectadas, el nivel de deterioro del ornato público y de las viviendas.

Entre tanto, según Barba, se entregó ollas, carpas, ponchos, colchas térmicas, entre otros materiales, a las familias damnificadas.

Asimismo, continúa el retiro de árboles que obstaculizan el libre tránsito para después ingresar al cementerio, donde hay por lo menos 30 árboles derribados.

Además, informó que el sábado Trinidad soportó ráfagas de viento de 180 kilómetros por hora y la fuerza del viento destruyó incluso las pantallas del estadio Gran Mamoré, el techo de la Catedral, así como innumerables viviendas.

SEGIP SUSPENDE ATENCIÓN

En tanto, el Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) decidió suspender la atención al público hasta nuevo aviso porque sus oficinas sufrieron graves daños durante la tormenta con vientos huracanados y granizo.
 "Debido a los fuertes vientos, granizada y la torrencial lluvia que cayó el sábado, nuestras instalaciones sufrieron graves daños, por ello, estamos suspendiendo la atención al público a partir del lunes hasta nuevo aviso", informó este domingo la directora departamental del Segip, Viviana Suárez.
La funcionaria detalló que los fuertes vientos, incluso, se llevaron el techo de sus oficinas y la torrencial lluvia mojó todos los equipos y documentos que se encontraban en los escritorios.
Agregó que luego, para evitar posibles incendios u otros incidentes en los equipos informáticos, lo que único que se hizo fue desconectar la energía eléctrica.
 "Pero, para la tranquilidad de la ciudadanía, lo importante es que toda la información que tenemos está en nuestra base de datos, aunque sí hemos sufrido daños considerables", insistió.