Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 23:16

Ascienden tres nuevos generales de la Policía y Arce les encomienda defender la democracia

Junto a Aguilera, en un acto desarrollado en Casa Grande del Pueblo, Orlando Ponce y Álvaro José Álvarez fueron ascendidos al mismo grado. El primero es ahora el Subcomandante de la Policía y Jefe de Estado Mayor, mientras que el segundo es el Inspector General Interino de la Policía.

Acrto de ascenso de los tres nuevos generales de la Policía. ERBOL
Acrto de ascenso de los tres nuevos generales de la Policía. ERBOL
Ascienden tres nuevos generales de la Policía y Arce les encomienda defender la democracia

Tres coroneles ascendieron al grado de generales primero de la Policía, entre ellos, Jhonnya Aguilera quien fue ratificado como Comandante General Interino. El presidente Luis Arce demandó a la institución del orden defender la democracia en el país.

Junto a Aguilera, en un acto desarrollado en Casa Grande del Pueblo, Orlando Ponce y Álvaro José Álvarez fueron ascendidos al mismo grado. El primero es ahora el Subcomandante de la Policía y Jefe de Estado Mayor, mientras que el segundo es el Inspector General Interino de la Policía.

Durante su discurso, el mandatario recordó que son “fieles defensores del país” y tienen la misión de precautelar la integridad de la Patria y de toda la ciudadanía frente a sectores “antidemocráticos” que, en su criterio, tratan de repetir las “horas oscuras” que vivió Bolivia en 2019.

“A los nuevos generales, les encomiendo la digna e histórica tarea de defender la democracia en nuestro país y de regirse siempre bajo los preceptos y los pilares más elementales que están plasmados en nuestra constitución política del Estado, ustedes tienen el elevado deber y el honor de defender el estado de derecho de los derechos de las ciudadanas y ciudadanos”, instó el mandatario.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, afirmó que el ascenso de los generales Aguilera, Ponce y Álvarez obedece a los tres pilares que se vienen instituyendo en la actual gestión desde su despacho: dignidad, disciplina e institucionalidad.

Afirmó además que la policía no debe responder a un partido político ni a grupos particulares sino debe subordinarse bajo los lineamientos de la institucionalidad democrática y responder a los intereses del pueblo boliviano.

Arce además alertó que “movimientos sediciosos” buscan maneras “antidemocráticas y anticonstitucionales” de alterar la paz y la convivencia pacífica de bolivianos y bolivianas, en referencia a los cívicos que promueven un paro indefinido en rechazo a la Ley 1386.