Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 21:48

Armas no letales: exsubcomandante es imputado por "pedir" armamento para Bolivia en 2019

La presencia policial y militar en Huayllani, Sacaba, en 2019, donde hubo detenidos.            DICO SOLÍS
La presencia policial y militar en Huayllani, Sacaba, en 2019, donde se usaron agentes químicos. DICO SOLÍS
Armas no letales: exsubcomandante es imputado por "pedir" armamento para Bolivia en 2019

El Ministerio Público imputó formalmente al exsubcomandante de la Policía Boliviana Claudio Z.E.L., por la presunta comisión de los delitos de tráfico ilícito de armas y tenencia, porte o portación y uso de armas no convencionales en grado de complicidad.

El imputado habría solicitado la cantidad de agentes químicos que se requerían para la Policía por intermedio de sus direcciones dependientes. Asimismo habría realizado seguimiento al traslado de los agentes químicos para la correspondiente distribución a la Policía, informó el fiscal departamental de La Paz, William Alave.

“En este caso, la comisión de fiscales emitió la imputación formal en contra de esta exautoridad policial quien, en su calidad de subcomandante de la Policía, habría participado de la reunión en Palacio de Gobierno el 15 de noviembre de 2019, a las 16:30, aproximadamente, junto con el excomandante de la Policía Rodolfo M. T. Además, habría hecho seguimiento y supervisión de los dos funcionarios que viajaron al país del Ecuador y trasladaron los agentes químicos a Bolivia que, posteriormente, fueron distribuidos a las direcciones dependientes de la Policía Boliviana”, indicó la autoridad.

Por su parte, el fiscal anticorrupción, Eddy Flores, informó que el ahora imputado habría convocado al jefe del Departamento Nacional de Armamento y Equipo, William F. H., para que se constituyera en el Palacio de Gobierno y trasladase al hangar de los Diablos Negros de El Alto.

“El exjefe policial habría realizado la supervisión el 16 de noviembre de 2019, sobre la distribución equitativa con las Fuerzas Armadas de los agentes químicos, lo que establece su presunta participación en calidad de complicidad debido a que facilitó y cooperó en la ejecución del hecho”, dijo Flores.

Según el fiscal, el exsubcomandante habría hecho seguimiento y supervisión de los dos funcionarios policiales y militares, quienes abordaron la aeronave Hércules, para que se constituyeran a Ecuador con el fin de recoger material de agentes químicos consistentes en granada de mano gl-302 (5.000 unidades); proyectil largo alcance calibre 37mm (1.000 unidades); proyectil de corto alcance calibre 37mm (560) y granada de sonido y destello para exteriores (500).

La comisión de fiscales que investiga el caso solicitará en la audiencia de medidas cautelares la detención preventiva del exjefe policial para asegurar su presencia mientras dure la investigación. Además, se continuarán realizando los actos investigativos necesarios que ayuden a esclarecer el hecho.