Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 26 de enero de 2023
  • Actualizado 18:09

Arias alza bandera blanca y pide una "tregua" sin que se levante el paro

El Alcalde solicitó que exista un "cese de hostilidades" y se instale una nueva mesa de diálogo, sin que esto implique deponer las medidas asumidas en Santa Cruz.

El alcalde de La Paz, Iván Arias, en una conferencia anterior. APG
El alcalde de La Paz, Iván Arias, en una conferencia anterior. APG
Arias alza bandera blanca y pide una "tregua" sin que se levante el paro

Un “cese de hostilidades” mediante el que ambos contendientes se mantengan en “sus trincheras” de lucha, en una suerte de tregua para negociar, es lo que el alcalde paceño, Iván Arias, planteó este martes con relación al paro indefinido por el Censo 2023 en Santa Cruz, en el día 11 de la protesta, y el cerco que lideran grupos que se oponen al paro.

“Tregua mientras el rector Vicente Cuéllar y el vocero Jorge Richter hallen los máximos y mínimos de aspiraciones para abrir el diálogo. Pido a todos alentar esa iniciativa. No perdamos tiempo ni esperanza. Ceder para crecer por Bolivia”, escribió Arias en su cuenta de Twitter.

“Es una pena que utilicemos este lenguaje en un país donde estamos peleando entre hermanos. El cese de hostilidades es para detener la violencia, donde la trinchera del frente y la del otro lado están esperando la orden para atacar. Con el cese de hostilidades estamos en negociaciones, donde se miran pero no se agreden, descansan, no están en situación de apronte”, graficó el alcalde Arias en Panamericana.

¿Y cómo se debería llevar el diálogo? Arias explicó que una vez sentadas ambas partes en la mesa de negociación, para tomar decisiones, deben tomar en cuenta un máximo y un mínimo en la cesión de posturas, y asumir “medias creativas” que permitan darle solución al conflicto.

“No se mueve nada, no se sacan grupos de bloqueo, los grupos de choque paralizan el proceso de asfixia y se sientan en una mesa de negociación, tienen que ir con un máximo y un mínimo. Se tiene que hacer un trabajo previo, para eso se hacen treguas y que no llegan con manos vacías. El Gobierno debe establecer lo máximo y lo mínimo que va a aceptar, lo propio el Comité Interinstitucional de Santa Cruz debe tener un máximo y un mínimo”, dijo Arias.

La primera autoridad de la ciudad de La Paz puso de ejemplo a la Argentina, donde se realizó el censo en dos etapas: una, en forma digital, y otra, presencial. En el país se podría seguir ese ejemplo con el uso de las capacidades que ya están instaladas, teniendo como principio “ceder para crecer” dado que, en su criterio, si la ciudadanía no se une en este proceso se hundirá.

“¿Cómo es que no se puede? Cuando hay voluntad todo se puede”, cuestionó Arias a tiempo de criticar la ineficiente gestión del Instituto Nacional de Estadística (INE), entidad que ni bien terminó el censo en 2012 debió iniciar el proceso de realización del siguiente.

El Burgomaestre se animó a sugerir que el Censo es posible en 2023 porque se puede acortar el tiempo en actividades precensales, tecnología disponible, presupuesto de 68 millones de dólares, capacidad instalada en las universidades y gobiernos municipales, entre otras facilidades.

Consultado sobre el cambio del alto mando militar que realizó el presidente Luis Arce, este martes, el alcalde Arias consideró que “no es buena señal” porque refuerza una idea que ya fue solicitada por grupos afines al Movimiento Al Socialismo en sentido de que se debe implementar un “estado de excepción” con la participación de las Fuerzas Armadas.

“Yo creo que no es buena señal, pedidos de Estado de sitio es seguir insistiendo por la vía de la fuerza, de la derrota, es una línea muy peligrosa”, dijo Arias, quien reforzó su postura que la estrategia del uso de grupos de choque es “muy mala” para el país.