Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 18:27

Argentina quiere ayudar a Bolivia en su ingreso pleno al Mercosur

La relación bilateral pone énfasis en el comercio, las inversiones y los vínculos políticos, en el marco de la visita oficial del canciller argentino, Felipe Solá al país.
El canciller argentino, Felipe Solá, junto al canciller Rogelio Mayta. APG
El canciller argentino, Felipe Solá, junto al canciller Rogelio Mayta. APG
Argentina quiere ayudar a Bolivia en su ingreso pleno al Mercosur

Argentina y Bolivia relanzaron ayer su relación bilateral, en la que se consolidaron diferentes acuerdos económicos, principalmente. El canciller argentino, Felipe Solá, expresó el compromiso de su país para que Bolivia haga parte del Mercosur como miembro del pleno derecho y adelantó que se prevé que el tema sea tratado en la cumbre del bloque regional el próximo 26 de marzo en Buenos Aires.

"Esperamos que allí se ratifique el ingreso de Bolivia como Estado asociado pleno", afirmó el canciller de Argentina, cuyo país ejerce este semestre la presidencia pro témpore del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Sobre la demora del proceso de adhesión de Bolivia al Mercosur, trámite que inició hace diez años, dijo que "Argentina, Uruguay y Paraguay apoyan el ingreso como miembro pleno, y en Brasil está detenido en el Congreso", situación que espera sea abordada pronto.

En la reunión también se puso énfasis en el comercio, las inversiones y los vínculos políticos.

EL LITIO

Solá llegó a La Paz, sede del Gobierno y el Parlamento, e inició su agenda oficial con un encuentro privado con el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, en el que abordaron distintos temas.

El canciller también sostuvo una reunión en la Casa Grande del Pueblo, sede del Gobierno, con el presidente de Bolivia, Luis Arce, y sus respectivas comitivas relacionadas con el tema de comercio e inversiones.

Firmaron el "Acuerdo General de Cooperación, Integración y Hermandad", que define la relación bilateral para los próximos diez años.

El proyecto se divide en estos ejes: cooperación e integración sobre infraestructura, integración fronteriza, acuerdos para tránsito, cooperación en materia nuclear, espacial e industria para la defensa, e integración en materia de energía y encadenamientos productivos vinculados con la explotación del litio.

"Creemos que en Bolivia hay una capacidad tecnológica importante y desarrollada en la extracción, y ambos países queremos una cooperación muy amplia de tipo tecnológica, que pueda derivar después en una producción conjunta" del litio, indicó Solá sobre la posibilidad de industrializar esta materia prima.

El Gobierno de Argentina busca intensificar el comercio de cámaras frigoríficas e insumos médicos, además, de aumentar la venta de vehículos y tecnología agropecuaria.

Las exportaciones de Argentina a Bolivia alcanzaron 523 millones de dólares en 2020, menor en comparación con los 617 millones de dólares del año anterior.

Al canciller Solá lo acompaña una comitiva integrada por el jefe de Gabinete de la Cancillería argentina, Guillermo Chaves; el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme; el subsecretario de Asuntos de América Latina, Juan Carlos Valle, y el embajador asignado para Bolivia, Ariel Basteiro, quien ya había encabezado esa legación entre 2012 y 2015.