Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 01:58

Arce pide acelerar la vacunación ante eventual cuarta ola de COVID en Bolivia

El presidente de Bolivia, Luis Arce. EFE
El presidente de Bolivia, Luis Arce. EFE
Arce pide acelerar la vacunación ante eventual cuarta ola de COVID en Bolivia

El presidente de Bolivia, Luis Arce, pidió a los gobiernos subnacionales acelerar la vacunación contra la covid-19 ante una "eventual cuarta ola" de la pandemia e instó a la población a inmunizarse asegurando que no se convertirán en "hombres lobo", como señalan algunos bulos.

Arce se refirió a las acciones emprendidas por su Administración contra la covid-19 durante un acto oficial por el inicio de una obra en el municipio de Laja, a unos 30 kilómetros de La Paz.

El gobernante destacó la distribución de vacunas por parte del Gobierno nacional para avanzar con el plan de inmunización contra la enfermedad y pidió a los alcaldes pisar "el acelerador en la vacunación".

"Es mentira que cuando uno se pone la vacuna se vuelve hombre lobo, es mentira que cuando uno se pone la vacuna hay algunas disfuncionalidades", manifestó el mandatario ante las decenas de asistentes.

El presidente aludió de esta forma a bulos que se han viralizado en Bolivia, sobre todo en las áreas rurales dentro de campañas de desinformación contra la vacunación anticovid.

Las autoridades bolivianas han desmentido varias veces estos mensajes que circularon sobre todo en redes sociales como Whatsapp y que ocasionaron temor en los pobladores de zonas rurales.

Arce instó a la gente a vacunarse y manifestó que hay que estar preparados "ante una eventual cuarta ola que puede venir".

"Tenemos que estar preparados y ahí pedimos el aporte, la contribución, el apoyo de la ciudadanía, de nuestros hermanos para que acudan masivamente a los centros de vacunación. Eso es muy importante", remarcó.

Hasta el momento, 2.600.349 personas han completado el esquema de vacunación contra la covid-19 en Bolivia y otras 3.172.621 recibieron la primera dosis, de un aproximado de 7,1 millones de habitantes en edad "vacunable".

Bolivia emplea en su plan de inmunización las vacunas chinas Sinopharm y las rusas Sputnik V compradas por el Estado, además de las que llegaron al país mediante el mecanismo Covax de Naciones Unidas, que son las AstraZeneca, Pfizer y Janssen, estas últimas monodosis.

El país se encuentra desde hace unas semanas en una etapa de desescalada en la que los contagios diarios se han mantenido por debajo de los mil, tras atravesar por una tercera ola que inició a principios de mayo y que en algunas jornadas superó el centenar de fallecidos y los casos estuvieron por encima de los 3.000.

Con unos once millones y medio de habitantes, Bolivia acumula 18.391 muertes y 489.447 casos positivos desde marzo de 2020, según datos oficiales.