Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 09:49

Arce: “Los que perdieron en las urnas siguen maquinando otro golpe de Estado”

El presidente dijo que su gobierno trabaja para salir poco a poco para volver a hacer la economía número uno de la región. 
El presidente Luis Arce junto al expresidente Evo Morales. (Dico Solís)
El presidente Luis Arce junto al expresidente Evo Morales. (Dico Solís)
Arce: “Los que perdieron en las urnas siguen maquinando otro golpe de Estado”

El presidente Luis Arce reafirmó este sábado su decisión de abrir todos los juicios necesarios para que los familiares de los 36 fallecidos en los hechos de Senkata, Sacaba y Huayllani tengan justicia, pero pidió a seguidores estar unidos para evitar un supuesto nuevo golpe de estado.

Observó que se hable de la detención de una mujer (expresidente Jeanine Áñez) cuando hay 36 madres de familia que están llorando por la muerte de sus familiares y heridos de las confrontaciones de noviembre de 2019.

Ante la masiva concentración, Arce afirmó que “los que perdieron en las urnas y no recibieron el voto popular ahora siguen confabulando y siguen maquinando un golpe de estado y una desestabilización porque son incapaces de ganar con el voto popular”.

Sostuvo que los bolivianos son gente de paz, pero advirtió que hay intereses extranjeros y nacionales que no quieren que vivan en paz, tal como se ha demostrado en once meses de gobierno transitorio con “tremendos hechos de corrupción que hoy se están ventilando en la justicia”.

“Ese golpe de estado que ahora quieren negarse, se hacen los santitos, no aparecen. Muchos estuvieron involucrados en ese golpe de estado que generó en la masacre de 36 bolivianos y les decimos una vez más, no nos mueve el odio, no nos mueve la venganza, sino el afán inquebrantable de justicia para el pueblo boliviano”, manifestó.

Arce recordó que siempre aseguraron a los familiares de Sacaba y Senkata que harán “todo para que de una vez por todas se abran todos los juicios necesarios para que la familia doliente del pueblo boliviano tenga justicia hermanos. ¡Justicia!” exclamó.

Sostuvo que en poco tiempo avanzaron bastante y admitió que hay mucho por hacer, peor aun cuando asumieron un gobierno sin plata, hasta bajar a los peores indicadores económicos.

El presidente dijo que su gobierno trabaja para salir poco a poco para volver a hacer la economía número uno de la región.  Manifestó que para alcanzar esos objetivos tiene que haber unidad del pueblo boliviano para que la derecha no logre dividirlos.