Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 08:44

Arce: No se necesita ser presidente para sentirse cómodo en Ciudad de México

Arce estuvo dos meses en Ciudad de México en calidad de asilado después del "sangriento golpe en Bolivia" de noviembre de 2019, tras huir de su refugio en la Embajada mexicana en La Paz.

El presidente de Bolivia Luis Arce, saluda hoy durante su visita al Senado en Ciudad de México (México). EFE
El presidente de Bolivia Luis Arce, saluda hoy durante su visita al Senado en Ciudad de México (México). EFE
Arce: No se necesita ser presidente para sentirse cómodo en Ciudad de México

El presidente, Luis Arce, destacó este miércoles al ser nombrado huésped distinguido de Ciudad de México, que se sintió "en casa" tanto cuando estuvo asilado en la capital mexicana como ahora que llega como mandatario de su país.

"Hoy venimos en una situación diferente a Ciudad de México y nos sentimos exactamente igual. No se necesita ser presidente de un estado para sentirse bien y cómodo aquí en Ciudad de México", declaró Arce en el Salón de Cabildos del ayuntamiento capitalino.

El mandatario boliviano, de visita oficial en México para participar en las conmemoraciones de la conquista e independencia mexicana, destacó la "amabilidad y cordialidad con que siempre el mexicano recibe a los extranjeros".

Arce estuvo dos meses en Ciudad de México en calidad de asilado después del "sangriento golpe en Bolivia" de noviembre de 2019, tras huir de su refugio en la Embajada mexicana en La Paz.

El mandatario agradeció "especialmente" a las autoridades capitalinas la solidaridad mostrada con él y con otros asilados como el expresidente Evo Morales, el exvicepresidente Álvaro García Linera y "muchos ministros" de aquel Ejecutivo.

"Estamos infinitamente agradecidos y esperamos cooperar entre nuestros pueblos y ciudades. Hay mucho que podemos intercambiar de experiencias entre uno y otro país. Y creo que el diálogo y no cerrar puertas a ningún Gobierno es la mejor receta", dijo, escenificando el restablecimiento de las relaciones bilaterales.

Morales fue también nombrado huésped distinguido de la capital mexicana durante su periodo en Ciudad de México tras abandonar el poder en el país.

Arce subrayó el "espíritu democrático que ha demostrado el pueblo boliviano" al dar continuidad en los comicios de octubre de 2020 al proyecto político de Morales con su propia victoria electoral al frente del Movimiento al Socialismo (MAS).

"Retornó el hermano Evo, retornó el hermano Álvaro y varios de nuestros ministros que estaban acá en México otra vez al país para seguir aportando a un proceso de cambio que busca mejores oportunidades", consideró.

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ensalzó que el Gobierno de Morales y su continuación con Arce "ha mostrado al mundo que un modelo de desarrollo incluyente es posible".

Además, Sheinbaum aseveró que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, salvó la vida de Evo Morales y con ello "mostró claramente que recupera lo mejor de nuestra solidaridad como país".

Tras el acto en el ayuntamiento de Ciudad de México, Arce acudirá a una sesión solemne en el Senado Mexicano.

Pero el momento de mayor simbolismo en el viaje de Arce llegará el jueves en el suroriental estado de Campeche, con su presencia en la conmemoración de la victoria maya de Chakán Putum contra los conquistadores españoles hace 504 años.

El acto forma parte de una maratón de eventos por los 500 años de la conquista y los 200 de la independencia mexicana, a los que López Obrador quiere dar la máxima trascendencia con la invitación de mandatarios extranjeros, como el argentino Alberto Fernández en febrero y ahora con Arce.