Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:08

Arce dice que no se permitirá una nueva pérdida territorial

En un cabildo cruceño se estableció delegar al comité cívico "la convocatoria a una comisión constitucional" que "revise la futura relación política" de esa región con "el Estado".
El presidente Luis Arce, en una fotografía de archivo. EFE
El presidente Luis Arce, en una fotografía de archivo. EFE
Arce dice que no se permitirá una nueva pérdida territorial

El presidente Luis Arce advirtió este lunes que "jamás" se permitirá una nueva pérdida de territorio en Bolivia en referencia a la propuesta de algunos líderes de Santa Cruz de "revisar" la relación de esa región con el Estado.

En un acto por los 196 años de la Armada Boliviana, Arce dijo que "quienes hoy por intereses políticos circunstanciales porfían en revisar la relación con el Estado boliviano, por decirlo en sus propias palabras, deben comprender que el pueblo boliviano junto a su gloriosa Armada Boliviana, jamás permitirá una nueva pérdida de territorio bajo ningún pretexto".

"A esa mentalidad nos enfrentamos el día de hoy, cuando se manipula a la población boliviana para que defienda particularismos como si el bienestar de una región estuviera reñido con el bienestar del resto del país", afirmó en su discurso.

El 13 de noviembre pasado durante el día 23 de la huelga indefinida en Santa Cruz se celebró un multitudinario cabildo ciudadano en el que se estableció delegar al comité cívico cruceño "la convocatoria a una comisión constitucional" que "revise la futura relación política" de esa región con "el Estado boliviano".

El presidente cuestionó a quienes "incitan a la confrontación entre bolivianos, sirviéndose de una versión caricaturizada del regionalismo federalista".

"Bolivia es más grande que una finca por mucho que las élites antipatrias les cueste aceptarlo. Incitar a la confrontación entre bolivianos sirviéndose de una versión caricaturizada de regionalismo federalista, provocando dolor y muerte debe indignarnos a todos, sobre todo cuando todavía luchamos para superar los terribles efectos de la pandemia y un gobierno de facto que se dedicó a asaltar el tesoro público", señaló.

Santa Cruz sostuvo por 36 días un paro indefinido desde el 22 de octubre para exigir que el censo se realizara en 2023, pese a que el Gobierno lo fijó para el 23 de marzo de 2024, sin embargo, continuó con esta medida de presión para impulsar la aprobación de una ley que estableciera la distribución de recursos y de escaños parlamentarios con los resultados "totales" de la encuesta.

La ley, que solamente consta de un artículo, fue aprobada en ambas Cámaras del Parlamento con votos de la oposición y de una parte del Movimiento al Socialismo (MAS), si bien una facción cercana al expresidente Evo Morales la rechazó, evidenciando la fractura al interior del partido gobernante.

Al promulgar la ley Arce dijo: "para aquellos que desde mis propias filas coinciden en objetivos para acortar nuestro mandato, también quiero decirles que se equivocan, que el enemigo no está entre nosotros y que la unidad es la mejor arma que tiene el pueblo para derrotar intereses de grupos y personas".

Por su parte, los líderes cruceños como el líder del Comité Cívico, Rómulo Calvo, han criticado el "discurso de odio" de Arce.