Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:09

PLANTEÓ 14 PROPUESTAS EN LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

Arce critica bloqueos económicos y aboga por soberanía alimentaria

Cuestionó la "unilateralidad" de "algunos países" al incluir a Bolivia entre los "principales" países de tránsito y producción de drogas ilícitas, aludiendo al memorando publicado por la Casa Blanca.
Luis Arce pronuncia su discurso durante el 77° Debate General en la Asamblea General de la ONU.        EFE
Luis Arce pronuncia su discurso durante el 77° Debate General en la Asamblea General de la ONU. EFE
Arce critica bloqueos económicos y aboga por soberanía alimentaria

El presidente de Bolivia, Luis Arce, abogó ayer por tener un "programa global" para la soberanía alimentaria frente a la crisis actual y criticó las "sanciones unilaterales" que aun aplican algunos países como Estados Unidos.

En una intervención de más de media hora en el 77 periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, Arce planteó 14 propuestas en torno a distintos temas, entre ellos la crisis alimentaria que se agravó "por los efectos de la pandemia", los "conflictos geopolíticos mundiales" y las "múltiples crisis ecológicas".

"A la crisis alimentaria debemos anteponer urgentemente un programa global de soberanía alimentaria que garantice a los pequeños productores mejores condiciones para la producción", indicó.

Esto implica "el acceso a semillas, fertilizantes, tecnología, infraestructura, créditos" y el acceso a mercados, además de "mejores condiciones de vida en sus comunidades, en plena armonía con la Madre Tierra".

Además destacó que el modelo económico puesto en marcha por su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), ha permitido "retomar la senda del crecimiento" con cifras mayormente positivas en un contexto mundial adverso.

El mandatario boliviano también rechazó que en un mundo "golpeado por la crisis y la pandemia" aun se apliquen "medidas coercitivas unilaterales" para "doblegar Gobiernos a costa del hambre y sufrimiento de sus pueblos".

"Ningún país debería ser perseguido, sancionado o acorralado por ejercer su derecho a determinar libremente sus propios sistemas políticos, económicos y sociales", manifestó.

Arce mencionó como ejemplo el "inhumano y criminal bloqueo comercial y financiero contra Cuba que pone en riesgo la vida de millones de ciudadanos".

A su juicio, "es un crimen contra la humanidad mantener ese tipo de medidas" como también lo es incorporar a Cuba a la lista de países patrocinadores del terrorismo.

LUCHA ANTIDROGAS También cuestionó la "unilateralidad" de "algunos países" al incluir a Bolivia entre los "principales" países de tránsito y producción de drogas ilícitas, aludiendo al memorando publicado la semana pasada por la Casa Blanca al respecto.

El gobernante defendió la "política soberana de lucha contra el narcotráfico" puesta en marcha en Bolivia que "ha dado importantes resultados" y ratificó el compromiso boliviano para fortalecer las acciones antidrogas.

Para Arce, "la guerra contra las drogas, principalmente aquella desatada por Estados Unidos, ha fracasado", por lo que es necesario que ese país analice un cambio en sus políticas antinarcóticos pues además es "uno de los principales" países consumidores.

En este marco, propuso "cambiar el enfoque en el abordaje de la lucha contra el narcotráfico", ya que hacer énfasis en la oferta y no en la demanda "solo ha servido como pretexto para la militarización y el despliegue de la guerra internacional contra las drogas".

"Esto ha afectado a los campesinos del sur y deja en la absoluta impunidad a los grandes grupos criminales nunca identificados públicamente en los países cuya población consume masivamente la droga", sostuvo.

Consideró que es momento de trabajar con Perú, Colombia y otros países afectados por el tránsito de drogas "en la regionalización de la lucha contra el narcotráfico bajo un enfoque integral que sea menos militarizado y más económicamente social".

También pidió trabajar desde Naciones Unidas en un mecanismo para evaluar los resultados en esta área "no solo a los países del sur sino a los del norte".

Por otra parte, el mandatario expresó su rechazo a "todo tipo de injerencias y afanes de desestabilización de la democracia" en Bolivia "con el afán de controlar el litio" y defendió que la industrialización de ese recurso natural se hará de forma soberana y en beneficio de "los pueblos".

"Queremos que nuestras reservas de litio no sigan el camino de otros recursos naturales que en las condiciones del colonialismo y el desarrollo capitalista solo sirvieron para aumentar la riqueza de unos cuantos y provocar el hambre de los pueblos", sostuvo.

Litio El mandatario Luis Arce expresó su rechazo a "todo tipo de injerencias y afanes de desestabilización de la democracia" en Bolivia "con el afán de controlar el litio".