Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 16:39

Arce anuncia la entrega de 26 mil títulos de tierras; Camacho ve provocación

El presidente del Estado, Luis Arce (i), y el gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho. RRSS
El presidente del Estado, Luis Arce (i), y el gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho. RRSS
Arce anuncia la entrega de 26 mil títulos de tierras; Camacho ve provocación

En el Día de la Revolución Agraria, el presidente Luis Arce afirmó que se tienen listos 26 mil títulos ejecutoriales de tierras en favor de las comunidades indígenas, originarias, campesinas e interculturales e informó que se estaban entregando dos de manera simbólica, sin embargo, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, manifestó que se trata de una provocación a los cruceños, puesto que esa dotación de tierras conlleva conflictos.

Antes del evento en San Julián, el Gobernador cruceño ya había anticipado que la intención de Arce de entregar títulos de tierras era una provocación. 

“Sabemos perfectamente que esa dotación de tierras lo que trae es conflicto, dolor y lágrimas a la familia, luto como lo hemos visto en el caso del señor Lino Peña”, sostuvo, según ERBOL.

El Gobernador acusó a Arce de “hacer campaña con la tierra y el territorio de los cruceños para dársela a su gente”, incluso con propiedades que ya son habitadas por lugareños.

En la jornada también, Camacho pretendió instalar una vez más la Comisión Agraria Departamental (CAD), que es una entidad reconocida por ley para la fiscalización de la dotación de tierras, sin embargo, otra vez se frustró por la inasistencia del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), pero volverá a lanzar una convocatoria para el 13 de agosto.

El presidente Arce, en el acto en San Julián, anunció “firmeza” para defender el proceso de saneamiento, titulación y distribución de tierras como competencias privativas y exclusiva del gobierno central. 

Recordó que la Constitución Política del Estado otorga la competencia exclusiva al gobierno nacional sobre el tema de tierras y afirmó que ninguna gobernación o alcaldía se puede atribuir competencias que no le corresponden “buscando generar divisiones o violencia”.

Dijo también que instruyó al INRA que en su gestión se culmine el proceso de saneamiento de tierras, garantizando la seguridad jurídica y que se vele para que se cumpla la función económica y social.