Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:55

SENADO APROBÓ LA DONACIÓN DE PLASMA

Apuran leyes para diferir créditos hasta fin de año y distribuir gratis el dióxido de cloro

Desde el Gobierno ven un perjuicio a la banca pese a que el beneficio es mayor para los trabajadores que podrán pagar después del 31 de diciembre y sobrellevar la crisis económica.

La venta de Dióxido de Cloro en una de las calles de Cochabamba. DICO SOLÍS
La venta de Dióxido de Cloro en una de las calles de Cochabamba. DICO SOLÍS
Apuran leyes para diferir créditos hasta fin de año y distribuir gratis el dióxido de cloro

Senadores y diputados sesionan para apurar dos leyes referidas al diferimiento del pago de créditos hasta el 31 de diciembre y para la distribución gratuita del dióxido de cloro pese a la polémica que surgió sobre su uso.

El Senado aprobó ayer en la tarde la Ley 696 que establece medidas temporales de fomento a la donación voluntaria e informada de plasma hiperinmune de personas que hayan vencido el coronavirus COVID-19, permitiendo a las empresas públicas, mixtas y estratégicas desarrollar iniciativas de fomento a la cultura de donación.

Entre tanto, la presidenta de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados, Otilia Choque, informó de la aprobación del Proyecto de Ley para que el diferimiento automático del pago de créditos.

En su artículo único, establece la modificación de la ley 1294 de 1 de abril de 2020 “Ley Excepcional de Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos” conforme al siguiente texto:

“Las Entidades de Intermediación Financiera que operan en territorio nacional deben realizar el diferimiento automático del pago de las amortizaciones de crédito a capital e intereses, y otro tipo de gravámenes del sistema crediticio nacional, desde la Declaratoria de Emergencia por la Pandemia del Coronavirus (COVID-19) al 31 de diciembre de 2020”.

Al respecto, el Ministerio de Economía emitió un comunicado en el que señala que la norma es “imprudente” pues afectará el desempeño del sistema financiero.

“Esta cartera de Estado considera que la aprobación de este proyecto de Ley perjudicaría a una banca solvente y con capacidad efectiva de canalizar recursos para la reactivación económica y el empleo”, señaló.

Advirtió que la decisión de los asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) “es demagógica e incurre en la misma actitud errónea que se observa con el bloqueo político a la aprobación de créditos externos y de cooperación internacional de más de 1.500 millones de dólares”.

EL DIÓXIDO Entre tanto, la presidenta del Senado, Eva Copa, explicó que se vio con preocupación que se especuló mucho con el dióxido de cloro, por lo que se decidió el tratamiento del anteproyecto de ley que dispone la distribución gratuita del dióxido de cloro.

El objetivo es que los gobiernos autónomos  puedan distribuirlo de manera gratuita a la población y el Gobierno central haga la supervisión y el control de este.

Según Copa, citada por Oxígeno, la ley ayudará a que las universidades sean parte de esta estrategia, para poder combatir el coronavirus, mediante sus facultades de Ciencias Puras que elaborarán el dióxido de cloro para que los municipios proporcionen los insumos y se distribuya de forma gratuita.

Aseguró, asimismo, que el consumo del dióxido de cloro no será obligatorio, pero afirmó que ese tratamiento puede ayudar a evitar la saturación en los hospitales.

El lunes, el Ministerio de Salud emitió un nuevo comunicado en el que ratificó que no hay una base científica que avale el uso del dióxido de cloro como remedio contra el coronavirus y que, por lo tanto, ese producto no cuenta con la autorización sanitaria para su comercialización.

“Una institución responsable de la salud de los bolivianos, como es el Ministerio de Salud, no puede arriesgarse a recomendar algo que no tenga una base científica”, aseguró el viceministro de Gestión del Sistema Sanitario, Miguel Ángel Delgado.

Según el Ministerio, el dióxido de cloro, utilizado como blanqueador y desinfectante, puede causar fallas respiratorias, trastornos sanguíneos, presión arterial baja, falla hepática, anemia, vómitos y diarrea.

EL PLASMA La norma que fomenta la cultura de donación, promueve el apoyo de las empresas públicas, mixtas y estratégicas que brinden servicios a la población.

En esa línea, la ley establece la creación de un registro nacional de pacientes recuperados, a fin de obtener una base de datos actualizada y confidencial para afrontar la expansión de la pandemia.

Sobre la captación de donantes, la norma señala que será mediante recambio plasmático terapéutico, un método mediante el cual se extrae la sangre del cuerpo y se procesa de forma que los glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas se separen del plasma. Las células de la sangre se devuelven luego al paciente sin el plasma, al cual es sustituido rápidamente por el organismo.

Sobre la norma, el primer vicepresidente del Senado, Milton Barón, aseguró que el objetivo es promover la donación voluntaria de plasma con el fin de salvar vidas, y que quien vaya a donar no tendrá que pagar ningún laboratorio, exámenes y demás requisitos, ya que los cubrirá el Estado.

APUNTES

PRUEBA EN CÁRCEL

Un grupo de profesionales realizará un ensayo para determinar la eficacia y riesgos del uso del controvertido dióxido de cloro como tratamiento preventivo o paliativo en pacientes con síntomas del coronavirus en privados de libertad y policías del penal de San Roque, reportó ERBOL.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad