Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 08:50

Apuntan a López y exmilitares de EEUU por conspirar contra el MAS

El plan frustrado abría la posibilidad de que el exministro de Defensa asuma la Presidencia de Bolivia en lugar de Luis Arce. También involucran a Arturo Murillo y Fuerzas Armadas. 
El exministro de Defensa, Fernando López. ARCHIVO
El exministro de Defensa, Fernando López. ARCHIVO
Apuntan a López y exmilitares de EEUU por conspirar contra el MAS

El exministro de Defensa Fernando López fue involucrado en una conspiración junto a exmilitares de EEUU para evitar que Luis Arce junto al Movimiento Al Socialismo (MAS) asuma la presidencia del país tras ganar las Elecciones Generales de 2020.

Las revelaciones fueron dadas a conocer ayer en una publicación de la revista estadounidense The Intercept, en base a grabaciones de audio de llamadas telefónicas y correos electrónicos.

Se muestra que Bolivia estuvo al borde de un golpe de Estado y una invasión armada de mercenarios estadounidenses, pero el plan fue frustrado por los desacuerdos que habrían surgido con Arturo Murillo, el exministro de Gobierno de la gestión de Jeanine Áñez y la falta de apoyo de las Fuerzas Armadas (FFAA) ante la posibilidad de que se diera una masacre de la población.

En una de las grabaciones, quienes armaban el plan, sugirieron que López debería convertirse en Presidente en lugar de Arce después del envío de cientos de mercenarios extranjeros al país, desde una base militar estadounidense en las afueras de Miami, “para unir fuerzas con unidades militares de élite bolivianas, escuadrones de policía renegados y turbas de justicieros”.

Se mencionó a 10.000 personas que llegarían en aviones Hércules C-130 como contratistas privados de empresas que están en el país con el objetivo de generar violencia. 

El complot, definido como la lucha o el grito de guerra para el levantamiento contra el MAS, comenzaba con la advertencia de que se buscaba reemplazar a las FFAA y la Policía por milicias cubanas y venezolanas. 

LOS AUDIOS

Según el texto, citado por ERBOL, López tuvo varias conversaciones para coordinar los preparativos para el despliegue de mercenarios. Muchas de ellas, fueron con una persona identificada como Joe Pereira, administrador civil en el Ejército de EEUU.

“El alto mando militar ya está en conversaciones de apronte. ¿Cuál es el tema? Yo quiero ser bien específico. La lucha, el mensaje de la lucha está en que quieren reemplazar las fuerzas armadas bolivianas y la policía por milicias cubanas y venezolanas. Esa es la punta del hilo, es lo que va permitir que Bolivia se levante nuevamente y no permite el gobierno de Arce. Esa es la realidad”, dice, presuntamente, según el audio.

Continúa garantizando que el Comandante y casi el 100% de las FFAA estaban de acuerdo, “aunque hay azules (refiriéndose a afines al MAS) y algunos oficiales que apostarían al ‘caballo ganador’ (apunta a Arce)”.

Se refirió al general Sergio Orellana, quien salió del país rumbo a Colombia en noviembre de 2020.

“Les garantizo que el 95, 98 por ciento son súper patriotas y no quieren desaparecer”, dijo y añadió que había trabajado “11 meses “para que las Fuerzas Armadas tengan dignidad, moral, sean probadas y piensen en la patria por encima de todo”.

Afirmó que su trabajo estaba enfocado en “evitar la aniquilación de mi país y la llegada de tropas venezolanas, cubanas y de Irán”.

Pereira, quien tenía su base en Bolivia en ese momento y más antes estuvo detenido preventivamente en Bolivia por el delito de fraude, fue quien planteó la necesidad de contar con aviones para el envío de hasta 10 mil hombres, aunque no creía que se necesite esa cantidad.

“Si hay algo más que necesito, los haré volar como encubiertos, como si fueran fotógrafos, fueran pastores, fueran médicos, fueran turistas”, dijo.

Aparece también un traductor que sería el boliviano Luis Suárez, un ex sargento del ejército estadounidense que actuaría con el alias de Cyber Rambo y hace una pregunta a López.

“Señor ministro, yo le voy a preguntar algo como boliviano, ¿cuán dispuestos están ustedes a hacer operaciones psicológicas, están dispuestos a manipular la información como lo hace el MAS?" 

La respuesta fue contundente: “100 por ciento”.

REACCIONES

Dos fuentes militares estadounidenses consultadas por The Intercept, confirmaron que los comandos de Operaciones Especiales para los que trabajan se habían enterado del complot golpista en Bolivia. Pero nunca salió nada de eso. 

Una de las fuentes de operaciones especiales agregó: "Hasta donde yo sé, nadie los tomó en serio".

Por otro lado, dos personas incluidas en los correos electrónicos, confirmaron su autenticidad y revelaron que Pereira era el organizador principal. Un exempleado que escuchó el audio dijo que no tenía dudas de que la voz en las grabaciones era su exjefe. Los miembros de su iglesia dijeron lo mismo.

Entre tanto, Suárez, conocido por crear un algoritmo que impulsó los tweets anti-Morales durante la crisis política de 2019, negó conocer este plan, aunque reconoció que recibió un mensaje, pero no lo leyó ni respondió.

Especuló que Pereira podría haber estado tratando de engañar a la exautoridad boliviana haciéndole creer que estaba involucrado. 

López no respondió a las preguntas enviadas a través de su abogado, quien dijo que su cliente no quería hablar con la prensa y buscaba asilo en el extranjero. 

En el caso de Pereira, no pudo ser contactado para hacer comentarios por teléfono y no respondió a las preguntas enviadas por correo electrónico en octubre o mayo por el medio.