Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:12

Aprehenden a excomandante de la FAB por compra irregular de helicópteros

Imagen referencial de un elicóptero de la Fuerza Aerea boliviana. ARCHIVO
Imagen referencial de un elicóptero de la Fuerza Aerea boliviana. ARCHIVO
Aprehenden a excomandante de la FAB por compra irregular de helicópteros

El excomandante general de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Tito Gandarillas, fue aprehendido hoy por la supuesta "compra irregular de seis helicópteros" que significó un daño económico al Estado que aún no fue calculado, informó el fiscal Germán Rea.

    "Existen unos contratos de adquisición de seis helicópteros, donde participó el Estado boliviano, el Ministerio de Defensa, y Gandarillas era el Comandante de la FAB", dijo en una improvisada conferencia de prensa.

    Rea manifestó que se halló indicios de que se cometieron algunas irregularidades en ese proceso y por eso la exautoridad fue aprehendida luego de prestar su declaración informativa.

    Gandarillas es investigado por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes y negociaciones incompatibles con el cargo.

    Por su parte, el jefe de la División Corrupción Pública de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Luis Fernando Guarachi, indicó que Gandarillas fue convocado en calidad de sindicado.

    Señaló que, de acuerdo con el desarrollo de la investigación, en 2011 el entonces jefe de bancada de Unidad Demócrata (UD), Arturo Murillo, presentó la denuncia en contra de Gandarillas y la exministra de Defensa, Cecilia Chacón, por una supuesta "compra irregular" de seis helicópteros chinos H425.

    Por ese contrato se pagó al menos 108 millones 729 mil dólares, tomando en cuenta que las seis aeronaves tenían un costo de 58 millones de dólares y 50 millones se habrían gastado en papeles, en cursos de capacitación y documentos técnicos.

    El 6 de agosto de 2011 Chacón y Gandarillas firmaron la compra de esas aeronaves de ala rotatoria.

    Después, el 3 de diciembre de ese año firmaron el convenio de préstamo entre el Estado boliviano y la República de China

    Luego, en marzo de 2012 ratificaron el convenio mediante ley.