Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 06:43

Apolo: lío por tierras y minería deja heridos y casas quemadas

El enfrentamiento surgió entre las comunidades Correo y Unión Pauje. Un contingente   policial se trasladó a la zona a tempranas horas.
Una ambulancia presta ayuda en el municipio de Apolo. INTERNET
Una ambulancia presta ayuda en el municipio de Apolo. INTERNET
Apolo: lío por tierras y minería deja heridos y casas quemadas

Al menos ocho heridos por disparos de armas de fuego y una veintena de viviendas quemadas dejó el enfrentamiento entre mineros cooperativistas y comunarios del municipio de Apolo, en el norte de La Paz, este miércoles.

El terrible conflicto surgió entre la comunidad Correo con la comunidad Unión Pauje, informó la subgobernadora de la provincia Franz Tamayo de La Paz, Genoveva Espinoza.

Cinco de las personas heridas fueron atendidas en el Centro de Salud de Apolo, en tanto que otras tres recibieron atención médica en la comunidad Unión Pauje, detalló la funcionaria a ERBOL.

“Este problema nos lo ha causado la AJAM (Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera) porque ha cuadriculado a diestra y siniestra a muchos sectores de nuestro municipio, de nuestras comunidades y ahora se ve trabajando a muchas empresas mineras en la clandestinidad y justamente se escudan en organizaciones sociales”, señaló.

El 30 de mayo se conoció una carta de los campesinos de Tupac Katari en el que advertían a los indígenas del Pueblo Leco de Apolo que no permitirán avasallamientos. En realidad, los segundos son originarios, según puntualizó Página Siete.

La subgobernadora indicó que 20 chozas fueron quemadas producto del enfrentamiento. Según los informes, los mineros atacaron a los comunarios y quemaron sus casas, luego ambos grupos se enfrentaron.

“La Policía envió en horas de la madrugada un contingente para liberar a otras cinco personas que presuntamente estarían retenidas, como lo señaló la subgobernadora. Sin embargo, de forma paralela se establecerá el origen del hecho y dar con los autores del enfrentamiento”, indicó el comandante Jhonny Aguilera.

El jefe policial señaló el manejo de dos versiones que se tiene dos versiones del hecho, una que señala que los pobladores fueron avasallados por otras personas que nos son del lugar e ingresaron armados para hacer operaciones mineras, pese a que no tienen autorización. Mientras que otro grupo afirmó que sí tienen el permiso por usos y costumbres para hacer la explotación minera.

CONFLICTO CONSTANTE

En marzo de este año, enfrentamientos entre interculturales y campesinos en Apolo dejaron 15 heridos y 7 retenidos.

En ese entonces, denunciaron que mineros interculturales intentan tomar un terreno que es protegido por comunarios para desarrollar producción agrícola.

Los habitantes campesinos denunciaron que fueron atacados con armas de fuego y dinamita. Desde entonces, la tensión es una constante en la zona.