Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:40

Anuario: Los hechos de violencia que enlutaron a Bolivia en 2019

En todo el país, entre el 30 de octubre y el 27 de noviembre, murieron 35 personas, según datos de la Defensoría del Pueblo.
violencia
Foto: Agencias
Anuario: Los hechos de violencia que enlutaron a Bolivia en 2019

El 2019 estuvo ensombrecido por las muertes que se registraron por la ola de violencia tras las elecciones nacionales del 20 de octubre. Hubo movilizaciones, paros, enfrentamientos y dolor en muchas familias bolivianas.

En todo el país, entre el 30 de octubre y el 27 de noviembre, murieron 35 personas, según datos de la Defensoría del Pueblo. La violencia estuvo caracterizada por los enfrentamientos se registraron entre afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) y los sectores contrarios a Morales, además de los hechos durante la intervención de las Fuerzas Armadas (FFAA) y la Policía Boliviana.

 

Una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estuvo en Bolivia a fines del mes pasado calificó de "masacres" las muertes de civiles en ambas ciudades y apuntó por ellas a fuerzas conjuntas policiales y militares.

Sin embargo, el Ejecutivo interino ha negado que las fuerzas del orden hayan disparado a civiles.

Las vidas de estas personas terminaron a golpes de palos, piedras y disparos de armas de fuego, en medio de enfrentamientos y gritos.

Loading...

Loading...

Las primeras muertes del conflicto postelectoral

La noche del 30 de octubre, la muerte llegó a Montero, en Santa Cruz. Murieron dos personas tras los enfrentamientos entre militantes del MAS, que acudieron a desbloquear, y cívicos que defendían el paro. Ambos fueron víctimas de disparos de arma de fuego.

Una semana después, el 6 de noviembre, se registró la primera muerte en Cochabamba durante los enfrentamientos violentos en el puente Huayculi, en el Valle Bajo. Fue la jornada más violenta en los 17 primeros días de protesta.

Entre el 11 y 12 de noviembre sumaron los muertos a causa de impactos de bala. El Defensor del Pueblo informó que tres personas en Potosí murieron en Potosí por esta causa.

El 13 de noviembre se produjo una muerte en Montero, Santa Cruz. Y una persona no identificada de entre 16 y 20 años también fue una víctima mortal durante los conflictos en Yapacani, Santa Cruz.MUERTOS_CIUDADANOS_DEL_ALTO_MARCHAN_HACIA_LA_PAZ_CON_LOS_FERETROS_DE_LOS_FALLECIDOS_EN_SENKATA-017-me

Foto: APG

Senkata y Huayllani, escenarios de luto

El retén de Huayllani, en Sacaba, está a unos 10 kilómetros de la ciudad de Cochabamba; a pocos metros hay un puente. Ahora, la zona es un referente de las nueve muertes que hubo el viernes 15 de noviembre, cuando los productores de coca del Trópico intentaban ingresar a la ciudad. Hubo enfrentamientos con policías y militares.

La zona de Senkata, en una de las principales carreteras de acceso desde El Alto a la ciudad de La Paz, fue de muerte el 19 de noviembre. Se produjo la pérdida de 10 vidas en el lugar en un operativo de las fuerzas del orden en una planta para escoltar un convoy de camiones cisterna con combustible.

Junto a lo ocurrido en Sacaba, es uno de los hechos más graves del conflicto.

A continuación los datos sobre los muertos, heridos y arrestados que maneja la Defensoría del Pueblo.

Heridos y destrozos

La mayor cantidad de heridos se registró en Cochabamba, 393.

Varios de ellos son de los enfrentamientos suscitados en el puente Huayculi, en el Valle Bajo de Cochabamba, y en Huayllani, Sacaba, también en Cochabamba. Los productores de coca del Trópico del departamento presentaron el 25 de noviembre sus casos y denuncias ante la CIDH, en la misma zona de los enfrentamientos.

MUERTOS_CIUDADANOS_DEL_ALTO_MARCHAN_HACIA_LA_PAZ_CON_LOS_FERETROS_DE_LOS_FALLECIDOS_EN_SENKATA-024-me

Foto: APG

En Santa Cruz hubo 139 personas heridas; en La Paz, 120; en El Alto, 92; y en Oruro, 55.

Además, los enfrentamientos también dejaron 21 heridos en Beni, 11 en Potosí y uno en Pando.

Los policías afectados sumaron 12, de ellos cuatro fueron en La Paz, uno en El Alto, dos en Potosí, tres en Cochabamba, uno en Santa Cruz y uno en Pando.

En medio de los disturbios, hubo daño a instalaciones de la Policía Boliviana, como la Estación Policial Integral (EPI) del Sur en Cochabamba, infraestructura de la misma institución en el municipio de Sacaba, además de otros módulos policiales.

También se registraron daños en infraestructura en los tribunales electorales departamentales se dieron en la mayoría del país. En medio de las protestas, los primeros afectados fueron Potosí, Beni y Santa Cruz.

También hubo saqueos y quemas en domicilios particulares de autoridades del MAS, entre ahora exministros y parlamentarios, además de una de las casas de Evo Morales en Cochabamba.

Entre otros, también fueron víctimas la Alcaldesa de El Alto, el Rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y hasta una presentadora de televisión en La Paz.