Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:30

Áñez: tensión en 2 penales, ofrecen “casita” y MAS se pone en alerta

La expresidenta salió de la cárcel, nuevamente, para estudios. Su hija indicó que cree que la “quieren matar”. En el Alto no desean que “huya” y proponen vivienda.
La expresidenta Jeanine Áñez (c), ayudada por sus hijos. APG
La expresidenta Jeanine Áñez (c), ayudada por sus hijos. APG
Áñez: tensión en 2 penales, ofrecen “casita” y MAS se pone en alerta

La mañana de ayer, Jeanine Áñez salió por cuarta vez de la cárcel de Miraflores y fue llevada a un centro para que le realizaran estudios neurofisiológicos. Los familiares que manejan su cuenta de Twitter publicaron un mensaje que le atribuyeron y que decía: “Ya no quiero vivir”. Mientras, desde el Movimiento Al Socialismo (MAS) están en alerta ante lo que ven como un “intento” de que Áñez pueda dejar la prisión, y la Asamblea de Derechos Humanos de El Alto propuso conseguirle una “casita” para que cumpla detención y “no huya”.

Carolina Ribera, hija de la exmandataria, expresó que su madre siente temor de que terminen con su vida. “Tiene crisis nerviosa y depresión severa (…) siente mucho miedo y ataques de pánico. Cree que la quieren matar (…)", dijo en CNN y citada por Página Siete. 

Desde el lunes, las presas se mostraron molestas debido a lo que entienden como “privilegios” de la expresidenta. Una de ellas denunció que las vigilias afuera de la cárcel perjudican su derecho laboral, pues las personas que solían solicitar sus servicios en lavado de ropa ya no lo hacen.

En las últimas horas inició un motín en Miraflores, según reportes de ANF, Detrás de la Verdad y ATB. Un video da cuenta de un grupo que quema objetos en el patio. Reclama “trato igualitario”, por lo que las internas firmaron un voto resolutivo. Por otro lado, en la cárcel de San Pedro, donde ayer se produjo un intento de motín, algunos presidiarios expusieron carteles en el que se leía “Áñez paga por los muertos en Senkata”. La protesta fue pacífica, según La Razón.

Frente a los pedidos de liberación de la familia de Áñez, el representante de la Asamblea de Derechos Humanos de El Alto y de las víctimas de Senkata, David Inca, ofreció procurar una vivienda para que ella pueda cumplir detención. “Si necesita estar con detención domiciliaria, a gritos de ruego de su familia, podemos buscar una casita en el Distrito 8 de El Alto y que vaya ahí. Garantizamos su seguridad y su vida. Nos interesa que no se dé a la fuga”.

MOLESTIA

La diputada Bertha Acarapi criticó a quienes piden su liberación, mientras que el secretario general de la Federación Única Centrales Unidas, Rufino Molina, se opuso a la misiva dada a conocer el lunes, cuando 23 exmandatarios abogaron por Áñez. “Nos pronunciamos en estado de emergencia rechazando las aseveraciones que hicieron los expresidentes. No tienen que meterse en nuestro país. Áñez está victimizándose”.