Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de febrero de 2023
  • Actualizado 12:47

Áñez promulga ley que garantiza elecciones en 4 meses y medio

El artículo 19 de la norma le cierra las puertas a una posible postulación de Evo Morales y Álvaro García Linera. Dos mujeres condujeron el proceso hacia la aprobación de la norma.

Áñez promulga ley que garantiza elecciones en 4 meses y medio

Acompañada por la presidenta de la Cámara de Senadores, la legisladora por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Eva Copa, la presidenta transitoria del Estado Plurinacional, Jeanine Áñez, promulgó ayer la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de Elecciones Generales. 

22 Días

Restarían, según los plazos establecidos por  la ley promulgada ayer por la Presidenta, para que los bolivianos tengamos una fecha para la relización de nuevas elecciones. Luego de la elección de nuevos vocales al TSE y la convocatoria por su parte a los comicios 2020, deberán contabilizarse 120 días hasta el día de la votación. 

Son los rostros de las dos mujeres que asumieron la responsabilidad de cargar con un país en llamas, en representación de los dos polos políticos más importantes del país. Son también un resumen cultural y regional: oriente y occidente en consenso. 

En la postal final, ambas sostienen el documento ante las cámaras y el aplauso general. Una síntesis de los acercamientos, la apertura y el ánimo pacificador de las principales fuerzas  y actores políticos, encabezados por Áñez y Copa, que durante los últimos días se vieron obligados a bajar el tono de la confrontación frente a los 32 fallecidos en las calles que dejó la escalada de violencia de la crisis postelectoral.

La Mandataria en ejercicio reconoció este hecho y agradeció a todos los parlamentarios "de todas las tendencias y representaciones en la asamblea" por hacer posible la construcción de acuerdos "hacia un nuevo pacto social",  aunque admitió que no fue fácil “construir consenso”.

"Llega el tiempo de la reconciliación, el tiempo en que tenemos que sanar heridas pero lo haremos con alegría y valentía", reflexionó Áñez.

La norma que viabilizará las elecciones presidenciales 2020 fue aprobada dos semanas después de que Evo  Morales renunciara a la presidencia, tras una movilización nacional que paralizó el país durante 21 días y que alcanzó su punto más álgido después de un motín policial y la “sugerencia” del excomandante de las Fuerzas Armadas Willliams Kaliman para que abandone su mandato.

Las protestas, focalizadas en las principales capitales del país, surgieron a partir de las irregularidades que empañaron la transmisión rápida de resultados electorales y el cómputo oficial. Finalmente, el MAS se vio acorralado por el fantasma del fraude.

Áñez, en su discurso durante el acto de promulgación, hizo referencia a ellas y reivindicó las movilizaciones, aduciendo que la ley era un logro ciudadano.

“Por esta ley hemos salido a las calles, plazas y rotondas, para expresar pacíficamente nuestra decisión de repudio a la forma en la que el Gobierno anterior intentó manipular la voluntad de todos nosotros (a travé de) un fraude escandaloso", dijo.

Dado el contexto, la disposición le cierra las puertas a una posible postulación del binomio Morales-García. El artículo 19  dice que "las  y  los  ciudadanos  que  hubieran  sido  reelectos  de  forma  continua  a  un cargo  electivo durante  los dos  periodos  constitucionales anteriores,  no podrán postularse como candidatos al mismo cargo electivo".

Este punto había sido uno de los más resistidos por algunos sectores del exoficialismo. Sin embargo, con el avance de las negociaciones pudo ser consensuado.

La ley para los nuevos comicios fue aprobada por unanimidad tanto en la Cámara Alta como en la Baja, donde el partido de Morales cuenta con una mayoría.

Este hecho fue destacado por la senadora Copa, quien aseguró que desde su bancada han “dado señales que queremos trabajar por nuestro país”.

“Hemos llegado a consensos muy claros. Hemos aprobado la ley por unanimidad y esto demuestra, es un claro reflejo, de que si se quiere, se puede", dijo Copa en contacto con los medios en la sede de Gobierno.

PLAZOS Copa anunció que el martes se realizará una sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) con el fin de aprobar el reglamento de elección de vocales para el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

A partir de entonces se contabilizarán 20 días calendario, como plazo máximo, para que la ALP elija a las nuevas autoridades del TSE, quienes serán las encargadas de llevar las justas presidenciales a buen puerto.

Los vocales electos permenecerán en estas funciones durante los próximos seis años y tan solo dos días después de su posesión tendrán la responsabilidad de convocar a las Elecciones Generales 2020. 

Una vez realizada la convocatoria, se tienen 120 días para realizar los comicios. Restan 58 al mandato constitucional de las autoridades actualmente electas, por lo que queda abierta la opción de la ampliación del Gobierno transitorio.

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, explicó que los plazos electorales están muy ajustados, pero que es “imposible” organizar el proceso en un tiempo menor.

Sin embargo, desde la ALP advierten que el ánimo es darle la mayor celeridad a todos los procedimientos y garantizar las elecciones lo antes posible. Así lo dejó entender la jefa de la bancada de Unidad Demócrata, Shirley Franco.

"Este es un trabajo (la elección de vocales) que queremos hacer también, por consenso”, dijo Franco.

ONU y UE resaltan la norma

El embajador de la Unión Europea (UE), León de la Torre, y el representante del Sistema de Naciones Unidas, Jean Arnault, coincidieron ayer en que la ley para la realización de nuevos comicios en Bolivia, tiene sustento y fortaleza, ya que fue elaborada por consenso y aprobada en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) por unanimidad.

"Hay que resaltar que la ley de elecciones ha sido aprobada en el Legislativo por unanimidad, es decir, tiene un respaldo extraordinario, eso le da una fuerza extraordinaria a este proceso electoral", dijo De la Torre a la televisora privada PAT. 

Para De la Torre, en adelante, no debería haber ninguna disputa ni política ni social porque los plazos, trámites y en sí toda la ley fueron consensuados, y por el contrario -dijo- se debe llevar el proceso electoral con toda la transparencia que exige el momento político que vive el país.

Por su parte, Arnault aseguró que pese a las dificultades propias de una crisis política por la que atraviesa Bolivia, se ha visto voluntad en los sectores y actores políticos para superarla, y señaló que se encuentra sorprendido por la actitud de la gente que buscó salidas para cerrar ese ciclo de violencia que se desató hace más de dos semanas.