Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 04 de agosto de 2021
  • Actualizado 06:42

Áñez pide a Bachelet apoyo en ‘súplica’ por su liberación

La expresidenta solicita una audiencia con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a la que asistirá su hija Carolina.
La expresidenta Jeanine Áñez tras su arresto, en marzo. ARCHIVO
La expresidenta Jeanine Áñez tras su detención. ARCHIVO
Áñez pide a Bachelet apoyo en ‘súplica’ por su liberación

La expresidenta Jeanine Áñez envió ayer una carta a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, para solicitarse ayuda en su “súplica” por libertad, argumentando riesgo para su salud y su vida y denunciando persecución judicial y política.

En la misiva, que se dio a conocer en sus redes, pide una audiencia, a la que asistirá su hija Carolina Ribera “con toda la documentación”, para demostrar lo que considera la violación de sus derechos como mujer y expresidenta por su encarcelamiento desde hace más de cuatro meses, acusada por terrorismo, sedición y conspiración.

Expone la acusación en su contra de "ser autora de un supuesto golpe de Estado", pero que en realidad los delitos por los que se la acusa "no han sido demostrados" y “cada día se van desmoronando”. Se respaldó en el informe de la Iglesia católica y de excomandantes militares. Dijo también que su encarcelamiento es parte de "una decisión política" del presidente boliviano, Luis Arce “mismo que pertenece a la organización política Movimiento al Socialismo del señor Evo Morales”. 

En el texto recalca que el 12 de noviembre de 2019 asumió la Presidencia en medio de una "convulsión social" y un "vacío de poder" que se originó por la renuncia de las principales autoridades del Ejecutivo y el Legislativo nacionales.

Sostiene que estuvo "incomunicada" de sus familiares, que sufrió una depresión "que activó una hipertensión arterial prevalente", también que enfermó de los riñones y que su petición de recibir atención médica fuera del penal "fue sistemáticamente negada". También alerta de que "sigue latente el peligro de que sufra un accidente cardiovascular o paro cardíaco" debido a la hipertensión que padece.

Áñez indica también que el Gobierno "sigue activando procesos judiciales" en contra suya.

Desde el MAS, el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, afirmó, citado por ERBOL, que la expresidenta tiene todo el derecho de enviar las misivas que desee a cualquier organismo para dar a conocer su situación, sin embargo, ratificó que no existe ningún tipo de vulneración a sus derechos humanos.

Recordó que no existe ningún informe ni organismo que respalde supuestas irregularidades. Incluso, mencionó que una comisión legislativa, tampoco comprobó las denuncias que hizo la exmandataria.