Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 01 de diciembre de 2020
  • Actualizado 23:27

Áñez pide ayuda internacional ante desastre tras meses de emergencia

Los focos de calor y la sequía invaden principalmente a Santa Cruz y Chuquisaca. El Gobierno solicita colaboración de otras naciones ante los  incendios. Los medios de afuera ponen el lente en la crisis.

 Focos de incendios que azotan a Caraparicito, en Lagunillas.   Fundación Irfa
Focos de incendios que azotan a Caraparicito, en Lagunillas. Fundación Irfa
Áñez pide ayuda internacional ante desastre tras meses de emergencia

Finalmente, el Gobierno decidió declarar “desastre nacional”, luego de que varios sectores del país se pronunciaran pidiendo más acciones para combatir los incendios y la sequía, factores que golpean con fuerza a cinco regiones. La mandataria Jeanine Áñez emitió ayer un decreto supremo para afrontar la crisis medioambiental.

La carátula apunta a que otros países puedan extender ayuda de manera urgente para combatir la problemática, que se manifestó con fuerza en septiembre pasado y dio luces desde julio, cuando comenzaron a quemarse 25.000 hectáreas en el Parque Nacional Otuquis, limítrofe con Brasil y Paraguay. Ya en agosto, la Amazonía, en Pantanal y la Chiquitanía se veían severamente dañadas por las llamas.

El ministro de Defensa, Luis Fernando López, confesó que las herramientas de Bolivia para frenar los focos de calor, que superan los 5.430, son insuficientes. Dijo que se volvió “imposible” continuar “solos”. “El fuego está avanzando, y por los vientos y las altas temperaturas ya no hay otra manera de enfrentar esta crisis”.

De acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, 1.542 focos azotan las reservas forestales, mientras que Santa Cruz es el departamento que concentra mayor número (4.086). El departamento del oriente, Beni, Chuquisaca, Cochabamba y Tarija registran incendios.

Previo a ello, tanto Santa Cruz como Chuquisaca habían decretado desastre en sus regiones. Bomberos voluntarios trabajan en las zonas, pero no cuentan con elementos que les permita hacer frente al conflicto. Se han visto rebasados.

Alrededor de 100 familias del área rural cruceño se vieron amenazadas, mientras que las condiciones meteorológicas son adversas, considerando los vientos y las altas temperaturas.

ARDEN LOS PARQUES

Según lo citado por el portal Urgente, al menos seis parques nacionales se queman. El director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), Víctor Hugo Áñez, explicó que los mismos se ven azotados con focos activos.

Entre ellos están el San Matías, Otuquis, Noel Kempff, Parque Carrasco y el Iñao. El inconveniente es que los guardaparques no pueden acceder e intentan trabajar para disminuir el impacto. Lo hacen en coordinación con las gobernaciones y la ABT, de acuerdo con el medio.

La no previsión de lluvias complica el panorama y profundiza la temática de sequía.

Antes de que se decretase el desastre nacional, había ya 62 incendios de magnitud. Hasta la fecha, se han consumido más de 1.4 millones de hectáreas en el territorio nacional. Biólogos, agrupaciones como Ángeles de Fuego y Ríos de Pie; y el Consejo Nacional en Defensa de la Democracia (Conade) pidieron, previamente, que el Gobierno declarara el desastre, frente al fuego avasallante y la muerte de miles de animales silvestres.

UN MES DE FUEGO INCONTROLABLE

La medida de Áñez se da un mes después de que la dignataria declarara emergencia nacional por los incendios. Esta acción aconteció el miércoles 16 de septiembre, ocasión en que se dirigió al país. Lo hizo en un acto concretado en San Ignacio de Velasco, municipio que se vio impactado por el siniestro. En su discurso, Áñez adelantó que se abrogaría el Decreto Supremo 3973, mismo que daba visto bueno tanto al desmonte como a la quema permitida de bosques en Santa Cruz y Beni.

BOLIVIA ES NOTICIA

Los medios de comunicación de otros países se hicieron eco de lo acontecido en el país. “Bolivia declara desastre nacional ante la magnitud de los incendios forestales”, tituló Infobae, de Argentina. El País, de España, encabezó: “Bolivia declara la emergencia nacional desbordada por los incendios forestales”, mientras que Clarín, de Argentina, resaltó: “Bolivia declara desastre nacional ante magnitud de los incendios forestales”.

En 2019, el país perdió más de 4 millones de hectáreas, también arrasadas por incendios. El exmandatario Evo Morales fue severamente criticado por no declarar desastre nacional con antelación.