Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 04 de agosto de 2021
  • Actualizado 06:23

Añez pide audiencia con Alta Comisionada de ONU y alerta que su vida corre peligro

Según Áñez, lo ocurrido evidencia “el carácter indolente e inhumano de asegurar” su encarcelamiento. 
La exmandataria, Jeanine Áñez fue encontrada debajo de un somnier baulera
La exmandataria, Jeanine Áñez fue encontrada debajo de un somnier baulera
Añez pide audiencia con Alta Comisionada de ONU y alerta que su vida corre peligro

Mediante una carta, la expresidenta Jeanine Áñez solicitó una audiencia con la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Michelle Bachelet, respecto a su detención, que considera inhumana, alertándole que corre riesgo de sufrir un accidente cerebro vascular o paro cardiaco por su condición de salud deteriorada.

En la nota, Áñez pide a Bachelet que la audiencia sea con su hija Carolina Ribera en representación suya. La familiar manifestó que el objetivo es que la Alta Comisionada se pronuncie respecto a la situación de la Expresidenta.     

La Expresidenta se encuentra encarcelada preventivamente por el caso de supuesto “golpe de Estado”. En la nota dirigida a Bachelet, sostuvo que está privada de libertad por “una decisión política del actual Presidente de Estado, Luis Arce Catacora, mismo que pertenece a la organización política Movimiento Al Socialismo del señor Evo Morales”. 

Argumentó que no cometió delito con ni antes ni después de asumir el mandato y que, cuando asumió la Presidencia, lo hizo en cumplimiento del Reglamento de la Cámara de Senadores, la Constitución y en el marco de un Comunicado del Tribunal Constitucional Plurinacional.

Denunció que el actual gobierno activó una persecución judicial contra su persona y que fue aprehendida el 13 de marzo, de forma directa y sin citación previa, lo cual sus derechos a la presunción de inocencia y defensa efectiva, pero además desconociendo que como exmandataria le correspondía un juicio de responsabilidades.

Áñez afirmó que, bajo el pretexto de la pandemia, fue incomunicada inclusive con su familia, lo cual le generó un cuadro depresivo que activó una hipertensión arterial prevalente. A eso se sumó una infección severa con afectación a los riñones, por efectos de la precariedad de servicios e higiene de los recintos del sistema penitenciario. 

Señaló que solamente después de un persistente reclamo por parte de su equipo jurídico e instituciones es que finalmente se logró que al menos sea atendida por un médico particular.

“Al presente, sigue latente el peligro que sufra un accidente cerebro vascular o paro cardiaco por el cuadro de hipertensión arterial que poseo, debiéndose recordar que la ciudad de La Paz se encuentra a 3.600 metros sobre el nivel del mar”, alertó Añez a Bachelet.

Agregó que, mientras tanto, el gobierno sigue activando más procesos penales en su contra y que los mismos, según su criterio, siguen siendo incongruentes, carentes de toda objetividad y de respeto a su anterior investidura.

Según Áñez, lo ocurrido evidencia “el carácter indolente e inhumano de asegurar” su encarcelamiento. 

Mencionó que “la teoría gubernamental falsa de golpe de Estado cada día se va desmoronando ante la sociedad boliviana”, debido a revelaciones como del informe de la Conferencia Episcopal Bolivia sobre los diálogos de 2019 y declaraciones de excomandantes militares.

“Es por tales fundamentos y por el riesgo que corre mi vida, que solicito esta audiencia con su autoridad, para que mi hija, en representación mía, pueda demostrar documentalmente todo lo manifestado, explicando y argumentando los motivos por los cuales debo ser liberada”, agrega la nota.

Su hija, Carolina, acotó que su madre tiene una salud inestable y que trata de estar fuerte por sus hijos. Manifestó que la hipertensión de su madre no está controlada.