Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 06:58

Áñez dice que carteles "narco", paramilitares y mafias rusas operan en Bolivia

La presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez. APG
La presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez. APG
Áñez dice que carteles "narco", paramilitares y mafias rusas operan en Bolivia

La presidenta Jeanine Áñez señaló que la mafia, cárteles del narcotráfico de México, organizaciones criminales de Brasil y hasta residuos de grupos paramilitares establecieron redes y operan en Bolivia, debido a la permisividad del Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), que estuvo 14 años en el poder.

"Según estudios serios, en los últimos 14 años dada la permisividad del anterior gobierno Bolivia se ha convertido no sólo en país de tránsito, sino que aquí se han construido redes donde opera un complejo grupo de organizaciones criminales vinculadas al tráfico de drogas", dijo Áñez durante el acto de presentación de la nueva estrategia antinarcóticos denominada "Unidos, Libres de Droga".

Entre las organizaciones que identificó Áñez, están el Primer Comando de la Capital y Comando Vermelho de Brasil.

Así también la mandataria mencionó a la "Federación" de Sinaloa, que es alianza entre carteles de México, y el cártel de los Zetas, que también es una organización criminal con carácter paramilitar.

Indicó que también se ha identificado a actores del Cartel del Norte del Valle, las Autodefensas Campesinas de Casanare y elementos residuales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A eso se suma, la presencia de Sendero Luminoso de Perú e incluso mafias rusas, según la presidenta.

Áñez manifestó que el anterior Gobierno no actuó al respecto, aún sabiendo sobre la existencia de esos grupos.

Dijo que el propósito del actual Gobierno es no dejar ni un solo santuario para el narcotráfico. En ese sentido, mencionó estrategias como el desmantelamiento de los mecanismos de blanqueo de capitales y preservar el control territorial en regiones afectadas por la influencia de grupos vinculados al narcotráfico.

NUEVA ESTRATEGIA

Áñez explicó que la nueva estrategia antidroga pretende superar el enfoque del anterior Gobierno, que se enfocaba en el "control social y autorregulación". 

Indicó que el modelo que implementó el anterior Gobierno "no fue suficiente para reducir el narcotráfico", sino que sirvió como pretexto para tolerar el crecimiento de la criminalidad.

Señaló que la estrategia nueva tiene seis ejes: salud pública, inclusión socioeconómica, desarrollo sostenible, justicia proporcional con el delito, reforma del régimen penitenciario, fiscalización y control de la economía ilegal de la droga y afectación a las estructuras económicas y orgánicas del narcotráfico.