Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 07:56

Áñez cumple 90 día en la cárcel y en su cumpleños se declara trofeo de la venganza del MAS

"No van a quebrantar mi espíritu aunque sigan inventando delitos para tapar los suyos. Cuando en noviembre de 2019 asumí la presidencia de Bolivia, fui consciente de la necesidad que tenía nuestra patria (...) Los bolivianos no nos vamos a rendir jamás. No van a poder cambiar la historia y algún día la maldad tendrá final y la verdad saldrá a la luz", señaló.
La expresidenta Jeanine Áñez. ABI
La expresidenta Jeanine Áñez. ABI
Áñez cumple 90 día en la cárcel y en su cumpleños se declara trofeo de la venganza del MAS

En medio de su cumpleaños, la expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez envió un mensaje a través de su cuenta oficial de Twitter al cumplir 90 días en la cárcel. Se declaró "presa política" del Movimiento Al Socialismo (MAS) en una "carta al pueblo", que posteó en sus redes sociales.

"Hoy se cumplen 90 días de esta ilegal, injusta y fría prisión, donde me mantiene secuestrada el MAS. Hoy también cumplo años. En un par de horas vendrá mi hijo, acompañado de mi hermana, en reemplazo de mi hija que no ha sido dada de alta. Hace semanas que no puedo verla. Me contacto con ella a través del teléfono público del penal", expresa el primer fragmento de la publicación.

Más adelante, Áñez lamenta no haber podido acompañar a su madre, quien ayer sábado cumplió 93 años y una vez más dirigió sus críticas al partido de Gobierno. "El MAS ha decidido que su trofeo de la venganza siga detenida en una cárcel y aquí estoy, cumpliendo años y 90 días como presa política y sin poder darle un abrazo a la mujer que me dio todo, sin poder recibir el cariño de los míos".

En la segunda parte de la misiva, quien lideró el gobierno transitorio indica que no perderá la fe, ni las fuerzas, a tiempo de recordar su etapa como gobernante desde noviembre de 2019 hasta el mismo mes en 2020. "No van a quebrantar mi espíritu aunque sigan inventando delitos para tapar los suyos. Cuando en noviembre de 2019 asumí la presidencia de Bolivia, fui consciente de la necesidad que tenía nuestra patria (...) Los bolivianos no nos vamos a rendir jamás. No van a poder cambiar la historia y algún día la maldad tendrá final y la verdad saldrá a la luz", señaló.