Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:30

Analistas ven 'cifras irreales' y 'sesgo' en discurso de Arce

Expertos cuestionan falta de plan de reactivación económica y empleo formal. Tensión en el Movimiento Al Socialismo estaría presente en las autoridades.

El presidente Luis Arce (d) al lado de David Choquehuanca (izq.) durante la celebración de ayer. APG
El presidente Luis Arce (d) al lado de David Choquehuanca (izq.) durante la celebración de ayer. APG
Analistas ven 'cifras irreales' y 'sesgo' en discurso de Arce

Analistas políticos y economistas aseguran que el discurso que dio ayer el presidente Luis Arce a propósito del Día del Estado Plurinacional estuvo marcado por la polarización política y mostró una irrealidad en las cifras económicas del país.  

El economista Gabriel Espinoza afirmó que Arce mantuvo la línea de discurso enfocada en lo macroeconómico y basada en la comparación con otras gestiones.  

Un punto que resaltó el Primer Mandatario a lo largo del acto fue que la pobreza moderada se redujo a un 36% y la extrema al 11%, y citó que estas cifras eran algo “nunca antes visto en nuestro país”. 

Sin embargo, Espinoza cuestionó la metodología que se emplea para obtener esos datos y afirmó que el gobierno del expresidente Evo Morales utilizaba indicadores de 1990, sobre todo para obtener las cifras de la canasta familiar, lo que Arce estaría replicando. “Se volvió a una sobreestimación de la caída de la pobreza”, señaló

Por su parte, César Vargas Díaz, doctor en economía y docente universitario, coincidió en que el Presidente presentó cifras inexactas y poco fiables. “Habló de que los desocupados llegan al 5.2% (…) Eso es irreal. La realidad boliviana es otra. Son cifras muy maquilladas, está hablando de un escenario positivo que quiere ver el Gobierno, pero no de la realidad que estamos viviendo”. 

Vargas reprochó que la riqueza de Bolivia esté basada en la venta de recursos no renovables, y que el dinero obtenido no sirva para crear más fuentes de empleo formal ni reactivar la economía.

Entre tanto, el economista Fernando Salazar aseguró que Arce no tomó en cuenta los efectos globales de la pandemia a la hora de hacer comparaciones y mencionó que las cifras que detalló no son una muestra de la realidad del país. “Para quienes tienen un trabajo estable, con ingresos seguros, es posible una identificación con estos indicadores. Pero para quienes no tienen trabajo estable, perdieron su fuente laboral o sufrieron descuentos en sus salarios, para quienes viven por cuenta propia del comercio, transporte y quizá algunos subsectores agropecuarios, la realidad de la sobrevivencia diaria no refleja la visión exitosa que muestra el informe presidencial”, sostuvo.

De la misma forma, Vargas y Espinoza cuestionaron la falta de proyección certera para encarar este 2022. “De nuevo hubo una falta de señalización sobre los planes o el norte que podría tener la economía en el futuro, sobre todo tomando en cuenta que las condiciones que enfrentamos hoy en día son muy diferentes al periodo 2006-2019”, dijo Espinoza. 

POLARIZACIÓN EN EL DISCURSO 

Además de las cifras económicas, otro punto que marcaron los diferentes discursos de este 22 de enero fue la postura política. 

Para Carlos Cordero, profesor universitario, analista político y activista, los discursos estuvieron “ideologizados” y quisieron mostrar que la nueva Constitución Política del Estado (CPE) fue aprobada solo por Evo Morales, cuando, en realidad, ese documento conllevó un proceso participativo a través de representantes constituyentes.

Además, advirtió que en el acto se reforzó la polarización que vive el país.

Por otro lado, el analista político Franklin Pareja coincidió en que hubo un discurso sesgado. En su criterio, cuando los gobernantes, Arce y Choquehuanca, mencionan el término pueblo solo incorporan al bloque popular y no a todos los habitantes.

Sin embargo, el economista Gabriel Espinoza aseguró que el discurso fue más pacífico que en otras ocasiones debido a las disputas internas que existen en el Movimiento Al Socialismo y que están causando tensión.