Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 16 de septiembre de 2021
  • Actualizado 21:51

Analistas: Con el IVA a los servicios digitales, hasta los niños pagarían impuesto por bajar un libro

Imagen referencial de un niño interactuando con una tablet. Pixabay
Imagen referencial de un niño interactuando con una tablet. Pixabay
Analistas: Con el IVA a los servicios digitales, hasta los niños pagarían impuesto por bajar un libro

Dos analistas alertaron este domingo que con el proyecto de ley enviado por el presidente Luis Arce a la Asamblea Legislativa para ampliar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los servicios de las grandes plataformas digitales en destino, hasta los niños pagarán impuesto por bajar un libro o escuchar música en una computadora o en un teléfono celular.

Los analistas Manuel Morales y Julio Alvarado consideran que la intención del presidente Arce muestra que la economía del Estado “está muy mal” y el gobierno “está dando pataleos de ahogado” ante la crisis económica que ya se empezó a vivir.

Morales no descarta que la primera reacción del pueblo sea parecida a lo que ocurre en Colombia, donde la población se oponga en las calles a este tipo de medidas. Un impuesto al internet, a los servicios adicionales y a bajar información prácticamente es un atentado contra la educación, indicó.

“La mayoría de los niños en Bolivia que tienen internet y hacen descargas tendrían que pagar impuestos, lo cual es absolutamente demencial y contra derecho a la educación. Por ese motivo esa norma debe ser rechazada de plano”, manifestó.  

Sostuvo que los investigadores y los que trabajan bajo la modalidad del teletrabajo también serían afectados.

Observó que desde que fue planteado el proyecto de ley, la gente ha expresado en las redes sociales su inclinación hacia una resistencia frontal a la sola idea que exista un impuesto a los servicios digitales, más aún si ya está vigente la educación a distancia en universidades y colegios particulares.

Alvarado por su lado advierte que los sectores vulnerables serán los más afectados porque, apenas lograron comprarse un celular para pasar clases virtuales, ahora tendrán que pagar impuestos. “Esto va contra toda lógica. En vez de facilitar el acceso al internet, en un país donde las tarifas son tan caras, convierten al internet en un servicio de lujo y no de primera necesidad”, manifestó.

Considera que el gobierno debería ser más sincero ante la población y admitir que ya no tiene plata porque la aplicación del impuesto va a traer problemas, especialmente en la educación, peor si en Bolivia se dio inicio a la educación virtual.

“Ahora para bajar un libro se deberá pagar impuesto, participar en una conferencia virtual, igual. El gobierno actúa en el mismo sentido que Iván Duque en Colombia aplicando impuestos en plena pandemia, afectando a los más pobres, pudiendo acudir a otras fuentes como cobrar impuesto a los importadores de autos chutos”, comentó Alvarado.

ALCANCE DEL PROYECTO

Según el proyecto de Ley 164-20 modificatorio de la Ley 843, se amplía el IVA a los servicios provistos desde el exterior, que sean consumidos, utilizados o explotados en territorio nacional, tales como: intermediación en la compra venta de bienes o servicios de cualquier naturaleza; suministro, descarta, streaming o transferencia por cualquier tipo de tecnología, de videos, música, juegos, textos, revistas, libros y otros análogos.

También alcanzaría al suministro de software, almacenamiento, plataformas o infraestructura informática, difusión de publicidad por cualquier soporte o medio digital y “cualquier otro servicio digital no contemplado” anteriormente.

Precisa que el servicio digital es consumido, utilizado, prestado o explotado en Bolivia, cuando la transferencia, descarga o recepción mediante internet u otra tecnología se realice a un dispositivo del usuario con una dirección IP (Protocolo de internet) o SIM del teléfono móvil u otro mecanismo de geolocalización que esté situado en territorio nacional.

Asamblea Legislativa, IVA a servicios digitales

Si bien declara como sujetos pasivos a los proveedores o intermediarios del exterior, la misma norma indica que el hecho imponible se perfeccionará en el momento de su consumo, utilización o explotación en territorio nacional. Añade que la base imponible estará constituida por el precio abonado al proveedor quien incorporará este impuesto dentro del precio total del servicio sobre la cual se aplicará el 13%.

Alvarado cree que estas empresas no van a pagar el impuesto sino la van a cargar al consumidor, por tanto, esto solamente afectará la economía de la población. “Va a ser una demagogia del gobierno decir que cobrarán impuesto a las grandes plataformas; eso es falso. El impuesto pagará la empresa que nos presta el servicio, Entel, Axes, Tigo y no las grandes transnacionales”, advirtió.  

En Bolivia las páginas más visitadas son Google, Youtube, Bongacams.com, Google.com.bo, Facebook, Zoom y Live de reuniones virtuales. La plataforma de Streaming como lo son Netflix y Twitch también se encuentran en el top, según el digital yiminshum.com. En Bolivia habría 8.2 millones de usuarios en redes sociales y existiría 12.16 millones de conexiones móviles o línea telefónicas que interactúan con grandes plataformas digitales.