Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 22 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

Analista dice que transacciones con yuanes en el país "no modifica en nada" la situación actual de divisas en el país

Espinoza indicó en el programa Buena Noche de Opinión Bolivia que el yuan "no es una moneda factible" para reemplazar al dólar en el país. Asimismo manifestó que es el tema la moneda china se ha convertido en "un discurso de política económica" que trata de implementar el Gobierno. 

El analista económico, Gabriel Espinoza, en Buena Noche./ CAPTURA DE VIDEO
El analista económico, Gabriel Espinoza, en Buena Noche./ CAPTURA DE VIDEO
Analista dice que transacciones con yuanes en el país "no modifica en nada" la situación actual de divisas en el país

El analista económico, Gabriel Espinoza, indicó que, más allá de que el Gobierno anunciara transacciones en el país con yuanes, esto "no pasa de ser una anécdota", ya que "no modifica en nada la situación actual" que vive el país sobre las divisas. 

Espinoza indicó en el programa Buena Noche de Opinión Bolivia que el yuan "no es una moneda factible" para reemplazar al dólar en el país. Asimismo manifestó que es el tema la moneda china se ha convertido en "un discurso de política económica" que trata de implementar el Gobierno. 

"Habrá que ver cuál es la magnitud y el volumen de las transacuiones que ya ha llevado el Banco Unión. Hay que entender si solamente es en un banco o habrá otro... Es un hecho meramente anecdótico que no modifica en nada la situación actual, la actual crisis que hay y el acceso a divisas que estamos enfrentando en Bolivia. Es evidente que esto se ha convertido en parte del discruso de política económica que trata de implementar el Gobierno desde febrero, ante la crisis cambiable que Bolivia vive y que pareciera ser más un hecho discursivo que un hecho efectivo en lo económico y comercial".

Asimismo, explicó los motivos por los que el yuan "no sería una solución" al problema de las divisas que se vive desde hace un tiempo en el país.

"Básicamente porque para poder sistituir monedas en las operaciones de comercio exterior, los bancos deberían disponer de una gran cantidad de yuanes. Bolivia hoy por hoy no ha recibido créditos en yuanes, por parte del gobierno chino y tampoco tiene un flujo de divisas constante de esta moneda,como para que los bancos puedan ir acumulando para hacer frente a este tipo de operaciones, por lo tanto lo que ha mencionado ayer el ministro no pasa de una anécdota. Si fuera una política económica de largo y mediano plazo, pues tiene una serie de cuestiones importantes, al mismo tiempo una serie de restricciones que no se han considerado".

Sobre el caso de que el país comenzara a utilizar esta moneda con mayor frecuencia, el analista considera que no contrarestaría el uso del dólar en el país. 

"Yo creo que no por varios motivos, primero porque la única manera que podríamos ver yuanes en la calle es si el endeudamiento externo se contrata en yuanes, si el gobierno estuviera decidido en hacer algún tipo de operación de intercambio de divisas con el Banco Central chino o algún tipo de mecanismo financiero que dote de yuanes a la economía boliviana, para que luego los comerciantes o turistas puedan acceder a dicha divisa. Eso no ha sucedido todavía. El segundo elemento tiene que ver que el dólar, a diferencia del yuan, es de libre circulación. EEUU tiene una política de apertura de su comercio externo y también de sus sistema financiero... Por lo tanto, esta no es una moneda factible para poder reemplazar al dolar, no solo en operaciones de comercio". 

BANCO CHINO EN BOLIVIA

Para Espinoza, la idea del Gobierno de instalar un Banco chino en el país no puede analizarse aún, en cuando a beneficios y perjuicios, pues no se tiene aún datos sobre el formato que tendría dicho banco. 

"Hay que ver cuál va a ser el formato del banco chino, podría darse que sea un banco de segundo piso, que es un banco que le presta a otros bancos y que no trabaja con el prestatario de la calle. La otra opción es que no sea un banco comercial, sino un banco de inversiones, uno que si puede destinar recursos para operaciones de comercio exterior. Si llegara un banco chino comercial, donde sí puede operar dando créditos, debe responder a la legislación oficial. Mientras esas cosas no se aclaren es muy difícil saber quiénes van a ser los beneficiarios o perjudicados por la instalación de un banco".