Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 01 de junio de 2020
  • Actualizado 12:01

Alto jefe militar de Chile llama "tozudo" e "indolente" al Gobierno de Bolivia

Agregó que el Gobierno de Bolivia está "jugando con la esperanza" de los bolivianos varados en las comunas chilenas de Huara y Colchane.
El general del Ejército de Chile, Guillermo Paiva.  Foto cortesía de edicioncero.cl
El general del Ejército de Chile, Guillermo Paiva. Foto cortesía de edicioncero.cl
Alto jefe militar de Chile llama "tozudo" e "indolente" al Gobierno de Bolivia

El general del Ejército de Chile, Guillermo Paiva, a cargo del Estado de Catástrofe en la región de Tarapacá de ese país, calificó hoy de "tozudo" e "indolente" al Gobierno de Bolivia que a última hora decidió no repatriar a un grupo de aproximadamente 150 bolivianos que se encuentran en la frontera, en territorio chileno.

Paiva dijo que el Gobierno rechazó de repente la repatriación de los bolivianos pese a que ya estaba todo listo para su ingreso al país. 

"Lamentablemente es una nueva mala noticia para los ciudadanos bolivianos. A última hora, antes de embarcarse, no se les ha permitido el ingreso a su país. Como autoridad debo criticar la tozudez e indolencia de las autoridades bolivianas", afirmó Paiva.

Agregó que el Gobierno de Bolivia está "jugando con la esperanza" de los bolivianos varados en las comunas chilenas de Huara y Colchane.

 

"Presidenta Áñez, canciller Longaric, están jugando con la esperanza de un grupo de bolivianos, con la esperanza de Iván, un niño que quiere volver a su país. Es gente sana que quiere volver a su país", indicó el jefe militar.

Paiva llamó nuevamente a las autoridades bolivianas a repatriar a los ciudadanos entre los que hay mujeres embarazadas y varios niños.

La canciller de Bolivia, Karen Longaric, anunció hoy en Twitter que por "decisión presidencial las fronteras del país se mantienen cerradas y se suspende la repatriación de los compatriotas bolivianos varados en Huara, Chile”, pese a que un día antes habia a mi anunciado el ingreso de los connacionales. 

El grupo de bolivianos se encuentran ya cinco días en la frontera, en el lado chileno, intentando regresar a Bolivia. Duermen en carpas y dicen no tener recursos.