Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de septiembre de 2021
  • Actualizado 06:20

ALP estrena nuevo hemiciclo con el oficialismo y la oposición en disputa; CC no asistirá a la entrega

La estructura cuenta con 25 pisos, es antisísmica y en los diferentes ambientes lleva símbolos de los pueblos indígenas reconocidos en la Constitución boliviana.
Fotografía del nuevo hemiciclo de la ALP. Cámara de Diputados
Fotografía del nuevo hemiciclo de la ALP. Cámara de Diputados
ALP estrena nuevo hemiciclo con el oficialismo y la oposición en disputa; CC no asistirá a la entrega

La Asamblea Legislativa Plurinacional, de mayoría oficialista, estrena hoy el nuevo hemiciclo en la ciudad de La Paz, tras 116 años de sesiones en el Palacio Legislativo, sin el principal partido de oposición, Comunidad Ciudadana (CC), del expresidente Carlos Mesa, cuyos parlamentarios decidieron no participar en la inauguración de la nueva sede por considerarla "un derroche" del Movimiento Al Socialismo frente a las carencias del sistema de salud.

Los senadores y diputados de CC no asistirán al evento previsto para hoy "como una acción de repudio a la política de derroche y dilapidación de recursos públicos, que son una afrenta a la precariedad del sistema de salud y a la creciente pobreza de los bolivianos", según un comunicado difundido este domingo por esa fuerza opositora.

Los opositores recordaron que el nuevo edificio demandó un gasto equivalente a unos 73,1 millones de dólares a los que sumaron otros 40,2 millones empleados en la casa de Gobierno inaugurada por Evo Morales en 2018, dinero que denuncian que "se usó para satisfacer la megalomanía" del exmandatario, según el comunicado de la representación política naranja.

"Estos gastos millonarios son una afrenta para un país que, en la pandemia, mostró la absoluta precariedad de su sistema de salud, que hoy mismo tiene un déficit de más de 100 hospitales para cubrir los estándares mínimos internacionales", denunciaron los parlamentarios.

El partido de Mesa acusó al gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales y del actual presidente, Luis Arce, de "derrochar" los recursos en vez de atender "las verdaderas necesidades del pueblo".

Los senadores y diputados de CC expresaron su respeto por el rol del Parlamento y por el trabajo de los legisladores "que nunca precisaron del lujo y la pompa" para trabajar y aseguraron que no están dispuestos "a celebrar ni encubrir esta muestra de irresponsabilidad y despilfarro que caracteriza a los gobiernos del MAS".

El nuevo edificio del Parlamento boliviano se comenzó a construir en 2015 en una superficie de 44.000 metros cuadrados situada detrás del antiguo Palacio Legislativo en La Paz.

El oficialismo defiende que con la nueva sede se ahorrará en diversos alquileres que se pagaban hasta ahora.

El presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Freddy Mamani Laura, aseguró el viernes que el edificio será el "icono" de una nueva "era" en la que los 36 pueblos indígenas del país estarán representados y que da fin a una etapa colonialista y "discriminadora".