Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:09

Acusan a Macri y 9 exautoridades por contrabando de material bélico

El proceso legal fue iniciado por el Gobierno de Argentina contra el expresidente que podría enfrentar una pena de hasta 12 años. También se le sigue una investigación administrativa.
El expresidente de Argentina Mauricio Macri. EFE
El expresidente de Argentina Mauricio Macri. EFE
Acusan a Macri y 9 exautoridades por contrabando de material bélico

El Gobierno de Argentina denunció ayer ante la Justicia al expresidente Mauricio Macri (2015-2019) y sus excolaboradores por el delito de contrabando agravado por el presunto envío a Bolivia de municiones y material antidisturbios para la represión de las protestas en noviembre de 2019, tras la salida de Evo Morales del poder.

También son acusados de malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y los delitos que comprometen la paz y la dignidad de la Nación.

Según confirmó el presidente argentino, Alberto Fernández, citado por EFE, la denuncia fue presentada por la ministra de Seguridad de Argentina, Sabina Frederic, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

El viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, según ABI, advirtió que el delito que cometieron tiene una pena de cuatro a 12 años de prisión por falsar "una salida de material de seguridad y aprovecharon el viaje para nutrir de armamento a los sediciosos”.

Los involucrados son Macri, Patricia Bullrich (ex Ministra de Seguridad de la Nación), Óscar Aguad (ex Ministro de Defensa), Jorge Faurié (ex Ministro de Relaciones Exteriores y Culto), Normando Álvarez García (ex Embajador Argentino en Bolivia), Jorge Dávila (ex Director General de Aduanas), Eugenio Cozzi (ex Director Ejecutivo de la ANMaC), Gerardo José Otero (ex Director Nacional de la Gendarmería Nacional Argentina). Se suma Rubén Carlos Yavorski (exdirector de Logística de la Gendarmería) y Carlos Miguel Recalde (exdirector de operaciones de la Gendarmería).

También se les acusa de haber ampliado 70.000 municiones antitumulto, además gases lacrimógenos y granadas y pretender encubrir bajo la necesidad de proteger la Embajada argentina, pero fue desviado a las Fuerzas Armadas (FFAA).

DOCUMENTOS

La denuncia se presentó luego de que el Gobierno de Fernández iniciara, la semana pasada, una investigación administrativa con el objetivo de recabar documentación sobre el presunto envío de material a Bolivia en un avión de la Fuerza Aérea argentina, que arribó a La Paz el 13 de noviembre de 2019 con un grupo de efectivos de la Gendarmería Nacional (Policía de frontera de Argentina) destinados a brindar seguridad a la embajada argentina en Bolivia.

En los registros oficiales consta la salida de armas de fuego, municiones, chalecos antibalas, espráis de gas pimienta y granadas de mano de gas hostigamiento, entre otros materiales.

De acuerdo con esa investigación, se detectaron "inconsistencias" respecto al material que consta en registros de la Policía de Bolivia.

Todo surgió a propósito de la carta en que presuntamente el exjefe de la Fuerza Aérea agradecía al entonces embajador argentino por el envío de ese material.

El exmandatario negó las acusaciones y las calificó como un “disparate” mientras el exjefe militar aseveró que la carta es falsa.  

OTRA VERSIÓN

Patricia Bullrich, exministra de Seguridad de Mauricio Macri, publicó ayer una carta dirigida al presidente de Argentina, Alberto Fernández, en la que confirma el envío de armas a Bolivia y del grupo Alacrán de la Gendarmería Nacional, pero responsabiliza al gobierno actual por no controlar el regreso del material bélico a la Argentina.

Explicó que el envío del grupo fue conforme a una evaluación del director de esa fuerza, porque además de ser la agrupación con mayor entrenamiento de la GNA, está capacitada en el empleo de armamento anti-disturbio, lo cual le brinda la mayor flexibilidad de operación".

Agregó que este procedimiento ocurrió el 11 de noviembre de 2019, cuando todavía estaban a cargo autoridades del gobierno de Evo Morales.

“La totalidad de las autoridades renunciaron entre el 11 y el 12 de noviembre de 2019. El último en hacerlo fue el ministro de Defensa. Este dato no se le puede pasar por alto a usted, presidente (Fernández), ya que la carta a causa de la cual usted se apresuró a pedir disculpas está fechada el 13 de noviembre de 2019; es decir, cuando el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana, Jorge Gonzalo Terceros, ya había renunciado”, detalla la nota.

La exautoridad argentina detalló que el envío de los uniformados de su nación, además del material antidisturbios, estaban destinados a reguardar a diplomáticos, funcionarios y autoridades bolivianas refugiadas en la Residencia y la Embajada Argentina.