Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de octubre de 2020
  • Actualizado 06:31

HAY PROBLEMAS CON LOS INSUMOS PARA TERAPIA INTENSIVA

Acumulan medicamentos para COVID-19 ante una segunda ola

El sobreabastecimiento de insumos genéricos garantiza su distribución, pero escasean los más especializados y de carácter hospitalarios para el coronavirus.

Una persona recibe atención en una farmacia de Cochabamba. DICO SOLÍS
Una persona recibe atención en una farmacia de Cochabamba. DICO SOLÍS
Acumulan medicamentos para COVID-19 ante una segunda ola

La crisis sanitaria por el coronavirus COVID-19 en el país generó un desabastecimiento de medicamentos que provocó el alza en los precios, la especulación y otros problemas. Nadie estaba preparado para esto.

Un barbijo que antes de la pandemia se comercializaba en 0.20 centavos llegó a costar cinco bolivianos cada uno e incluso más, por ejemplo.

Ante esta situación y la posibilidad de una segunda ola, las farmacias, actualmente, se encuentran sobreabastecidas con los medicamentos genéricos, es decir, los que son esenciales para combatir el virus.

La preocupación surge por los insumos especializados y de carácter hospitalario para el tratamiento de pacientes que se encuentran en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI). El incremento de estas salas no está acompañado de la dotación de todo lo que se requiere para combatir el virus. A esto se suma la poca vida útil que tienen, lo que no permite un abastecimiento masivo.

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) organizó el conversatorio virtual “Abastecimiento de medicamentos en Bolivia: situación actual y perspectivas” en el que se pudo conocer la realidad desde una visión pública y privada. Participaron María de los Ángeles Carrasco, jefa de la Unidad Técnica Logística de la Central de Abastecimiento y Suministros en Salud (CEASS), dependiente del Ministerio Público; y Leonardo Salvatierra, presidente de la Asociación de Cadenas de Farmacias (ACAF).

LA REALIDAD Según Salvatierra, las farmacias están sobreabastecidas en estos momentos en los que hay un menor consumo debido a la baja de los contagios, sin embargo, se prevé encarar una segunda ola en mejores condiciones y un trabajo planificado entre los diferentes actores.

“Se tienen precios regulados por la Agemed, pero muchas farmacias están vendiendo por debajo de estos porque ya no hay mucha demanda, todo se fue regularizando y ahora tenemos mucho genérico para evitar un desequilibrio como el que tuvimos”, explicó.

También recordó que en la cadena de producción y abastecimiento, las farmacias son el último canal y no venden al Estado. Primero están las entidades reguladoras y le sigue la industria farmacéutica y/o los importadores.

Para CEASS, según Carrasco, es imposible tener un sobrestock de medicamentos, sin embargo se vio la forma de responder a todos los requerimientos de los centros de salud del nivel público, pero de forma racionalizada.

“Se ha sobreestimado el requerimiento. Si necesitaban cuatro, pedían hasta diez. Esto ya fue controlado después de que fuimos rebasados y se rompieron esquemas de programación”, señaló.

Dijo también que en el caso de los productos para terapia intensiva, hubo un rompimiento de stock y el reto era abastecer en tres meses. A esto se suma, la variación del comportamiento del mercado.

Al ser insumos que llegan desde los mercados internacionales (importados), los mayores problemas surgieron por la capacidad de fabricación, los efectos logísticos y la priorización del mercado interno.  

“Presentamos problemas con los insumos más especializados y de carácter hospitalario para terapia intensiva. Son altamente especializados, tienen poca vida útil y su abastecimiento no es masivo. Su importación está cerrada porque cada país cuida su propio mercado”, sostuvo.

Por otro lado, dijo que el gasto en el medicamento se ha triplicado y se debe considerar que el requerimiento es por cada cama de la UTI por lo que se duplicó el consumo.

SOLUCIONES Salvatierra y Carrasco coincidieron, durante sus intervenciones en el conversatorio, en la necesidad de garantizar un mayor acceso y disponibilidad de medicamentos a la población boliviana.

Carrasco sostiene que se debe fortalecer la capacidad de respuesta inmediata mediante una articulación institucional que permita la concesión de licencias previas, permisos y autorizaciones para la circulación del producto terminado y la materia prima para la producción de medicamentos.

Para Salvatierra es importante enfocar los esfuerzos en el control de la cadena de producción de la industria farmacéutica para evitar el desequilibrio en cualquiera de las fases. Considera que para el abastecimiento regular en las farmacias, se debe facilitar el acceso de fármacos importados al país y el control de precios de los insumos a los proveedores.

LO BÁSICO

El ibuprofeno, ivermectina, indometacina, paracetamol, prednisona e insumos de protección siguen siendo medicinas paliativas.

==

APUNTES

El medicamento es un recurso terapéutico esencial para el funcionamiento de los servicios de salud públicos y privados.

Denuncias

La Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en salud (Agemed) tiene una casilla para recepción de denuncias relacionadas al agio y especulación en farmacias. La información será procesada con discreción y cuidando la identidad del denunciante.

El Servicio Departamental de Salud (SEDES) realizará la verificación del hecho.

La Agemed recomienda a farmacéuticos vender medicamentos con prescripción médica y a la ciudadanía que exija la factura que por ley corresponde para la verificación de precios del medicamento.

La situación

Ante la falta de disponibilidad en el mercado de algunos medicamentos esenciales, la Agemed prevé realizar convenios con organismos de cooperación para encaminar la adquisición a través de la Ceass (Central de Abastecimiento y Suministros de Salud).

Reconocen que la vigilancia y el control de ilícitos es insipiente por lo que se estableció un Comité Operativo Interinstitucional (COI) con la Policía, Aduana y privados.

En Bolivia hay 36 industrias farmacéuticas y de medicamentos y 606 importadoras. También son más de 7.000 farmacias que funcionan legalmente.

Existen laboratorios industriales farmacéuticos que generaron experticia y capacidades para la producción de medicamentos y la optimizaron, pero dependen de la importación y acceso de materia prima, actualmente escasa mundialmente.

Medicamentos

La lista de precios de medicamentos e insumos en el contexto de la pandemia por COVID-19 de la Agemed establece un precio máximo unitario de cada producto ya sea en jarabe, solución oral, solución inyectable, comprimido o tableta, entre otros.

Los países de origen de los medicamentos son Bolivia, Paraguay, Italia, Colombia, Argentina, Estados Unidos, China, India, Chile, Eslovenia, Brasil, Paraguay, Portugal, Ecuador, República Dominicana, México, Perú, Suiza y Francia.

Los insumos como guantes y vestimenta quirúrgica llegan desde China, Brasil, Malasia y Tailandia, a través de empresas comercializadoras.