Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 21 de septiembre de 2021
  • Actualizado 20:09

Abogado ratifica que excomandantes "acataron órdenes de Morales después de su renuncia"

El abogado Eusebio Vera enfatizó que "nunca hubo ruptura" entre la cúpula militar, que "sugirió" la renuncia a Evo el 10 de noviembre de 2019, puesto que de todas las acciones se "daba parte" al entonces ministro de Defensa Javier Zavaleta.
El exgeneral Williams Carlos Kaliman. ARCHIVO
El exgeneral Williams Carlos Kaliman. ARCHIVO
Abogado ratifica que excomandantes "acataron órdenes de Morales después de su renuncia"

La cúpula militar durante el Gobierno de Evo Morales continuó apoyando y acatando las órdenes del expresidente del país aún después de su renuncia a la Presidencia en 2019, dijo uno de los abogados de dos exjefes militares, quienes fueron detenidos en el marco del proceso "golpe de Estado".

Los excomandantes Gonzalo Terceros (Fuerza Aérea Boliviana, FAB) y Gonzalo Jarjuri (Armada) fueron aprehendidos el pasado sábado en Santa Cruz y luego han sido trasladados a La Paz, donde este domingo un juez dispuso su detención preventiva bajo acusaciones de terrorismo, sedición y conspiración.

El abogado Eusebio Vera enfatizó que "nunca hubo ruptura" entre la cúpula militar que "sugirió" la renuncia a Morales el 10 de noviembre de 2019, puesto que de todas las acciones se "daba parte" al entonces ministro de Defensa, Javier Zavaleta, aún después de la renuncia del exmandatario.

LA "SUGERENCIA" DE RENUNCIAR

El comunicado en el que el entonces comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Williams Kaliman, "sugiere" la renuncia de Morales ha sido tomado como un factor clave en la investigación del proceso judicial a partir de la denuncia de una exdiputada oficialista.

El abogado Vera señaló que aquel comunicado fue "una orden expresa" de Kaliman al área de comunicación del Ejército y que "no hubo ninguna coordinación" entre los jefes militares que se asemeje a una "deliberación" prohibida por la Constitución.

El jurista de los exjefes militares que están bajo detención preventiva negó que ese pronunciamiento "hubiera inducido" a una renuncia de Morales.

La determinación de renunciar "estaba tomada la noche antes del 10 de noviembre", según una referencia que hizo Vera de un libro sobre las memorias de Morales y de la propia orden de Kaliman, en la que el excomandante admitía que el líder del Movimiento al Socialismo (MAS) iba a "renunciar".

El abogado mencionó que la "sugerencia" de renuncia está enmarcada en la Ley orgánica de las Fuerzas Armadas y difiere de una petición de dimisión como las que hicieron la Central Obrera Boliviana o la Defensoría del Pueblo en ese momento.

SUBORDINACIÓN HASTA EL FINAL

"Los comandantes daban parte al comandante general, el comandante general le daba parte al ministro de Defensa (Javier Zavaleta)", dijo el abogado.

"¿Dónde hubo ruptura?", cuestionó Vera y sostuvo que "aún después de la renuncia" de Morales la cúpula militar mantenía "coordinación" con los funcionarios gubernamentales que quedaron.

Este es el caso del exministro Zavaleta, que fue de los últimos en renunciar y que "se mantiene más de 24 horas en el cargo como ministro aún después de la renuncia de Evo Morales", señaló.

"No hubo ninguna desobediencia, al contrario, hubo una coordinación permanente y además informaba a su superior" y que además "había una coordinación continua" con los entonces ministros de Exteriores Diego Pary y de Justicia Héctor Arce, precisó Vera.

LAS ÓRDENES A MILITARES

La Fiscalía justificó también la acusación contra Terceros por una supuesta negativa para que Morales utilizara el avión presidencial en el trayecto de El Alto, ciudad vecina a La Paz, hasta Chimoré, desde donde finalmente partió hacia México.

Vera aseguró que se trata de una confusión de Morales que relacionó el apellido de Terceros con la negativa del Departamento Tercero de la FAB que no tenía los documentos para validar ese despegue.

El abogado también se refirió a unas declaraciones del exvicepresidente Álvaro García Linera, quien "con palabras fuertes" le advirtió al excomandante de la FAB de "incendiar la ciudad de La Paz" y que un grupo de campesinos en Chimoré irían a "incendiar" el aeropuerto y "matar a los militares" sino permitía el despegue del avión enviado por el Gobierno de México para sacar a Morales de Bolivia.

Vera aclaró que ese despegue no fue inmediato por las despedidas en pista que retardaron la salida del vuelo y que provocaron la caducidad de la autorización de Perú al paso por su espacio aéreo y que finalmente se logró por Paraguay.