Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de septiembre de 2021
  • Actualizado 12:43

Abogada de Evo vuelve para dirigir el Segip tras su paso por la cárcel y sufrir una pérdida

La nueva directora del SEGIP, Patricia Hermosa.
La nueva directora del SEGIP, Patricia Hermosa.
Abogada de Evo vuelve para dirigir el Segip tras su paso por la cárcel y sufrir una pérdida

Patricia Hermosa, la abogada y jefa de gabinete del expresidente Evo Morales que estuvo en la cárcel y sufrió la pérdida de su hijo en el vientre en ese tiempo, vuelve al Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) para asumir la dirección del Servicio General de Identificación Personal (Segip).

No fue un año bueno para ella por los conflictos postelectorales de 2019. Fue enviada a la cárcel de mujeres de Obrajes, en febrero, con detención preventiva acusada por terrorismo, sedición y financiamiento al terrorismo en grado de complicidad, lo que fue calificado como una vulneración a sus derechos humados, cometida por el gobierno de Jeanine Áñez. Ella llevaba los documentos personales de Morales cuando fue capturada.

A través de un comunicado denunció que sufrió un aborto espontáneo en marzo y acoso policial, además de la vulneración de sus derechos.

Su vida comenzó a mejorar en julio, cuando le dieron detención domiciliaria y en noviembre anunció su libertad.

El Ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del Castillo, destacó el valor personal y profesional de Hermosa, luego de haber sido sometida a un proceso penal.

"Fue detenida ilegalmente solamente por prestar sus servicios profesionales en el gobierno del expresidente Evo Morales. La doctora Patricia Hermosa es para nosotros una representación de valentía, coraje y rebeldía ante la persecución de regímenes que no respetan los derechos humanos", afirmó.

En esta nueva etapa, se comprometió a cumplir con la misión encomendada por el gobierno de Luis Arce de lograr un país libre de indocumentados y que todos los bolivianos tengan acceso a una identidad.

La nueva autoridad agregó que se continuará con el plan estratégico para poner en marcha la emisión de la nueva cédula de identidad "con estándares necesarios que garanticen la unicidad de las personas", además de proporcionar el registro único de identificación, "como base primaria de información de las instituciones públicas, privadas y gobierno electrónico".