Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 01:34

76 familias se benefician con viviendas sociales; Gobierno invirtió Bs 6.6 millones

Las 76 unidades habitacionales fueron construidas con el proyecto denominado "Vivienda nueva-Autoconstrucción" y beneficiarán a 231 personas de las comunidades rurales de Amachuma, Milluni Bajo, Parcopata, Pomamaya, Pomamaya Alta, Tacachira, Vilaque y Villandrani, en El Alto.
Una de las viviendas sociales entregadas por el Gobierno. ABI
Una de las viviendas sociales entregadas por el Gobierno. ABI
76 familias se benefician con viviendas sociales; Gobierno invirtió Bs 6.6 millones

El presidente Luis Arce entregó esta jornada viviendas sociales para 76 familias de escasos recursos económicos del Distrito 11 de la ciudad de El Alto. La ejecución del proyecto demandó una inversión de más de 6.6 millones de bolivianos.

Las 76 unidades habitacionales fueron construidas con el proyecto denominado "Vivienda nueva-Autoconstrucción" y beneficiarán a 231 personas de las comunidades rurales de Amachuma, Milluni Bajo, Parcopata, Pomamaya, Pomamaya Alta, Tacachira, Vilaque y Villandrani.

En su discurso, el Jefe de Estado recordó que las viviendas fueron edificadas para que las familias beneficiarias dejen de vivir hacinadas en inmuebles precarios, improvisados y sin servicios básicos, y bajo amenazas de dueños de predios alquilados.

“Por eso, nuestros programas son para que no se tenga esos problemas”, recalcó.

El Mandatario explicó, por otro lado, que las viviendas sociales fueron parte de obras que no quisieron ser pagadas durante el Gobierno de Jeanine Áñez y que están en proceso de reactivación con la mejora de la economía.

“El compromiso y la lealtad, siempre con los más humildes, con los que necesitan. Ahí estaremos, nosotros nunca los vamos a dejar. En la unidad vamos a salir adelante”, enfatizó.

En representación de los beneficiarios, el comunario Víctor Sánchez agradeció por la entrega de las viviendas. Dijo que servirán para mejorar la calidad de vida de jóvenes que forman sus propias familias.