Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 22:56

76 bomberos son condecorados por sus labores en la Chiquitania

“Lo que nos diferencia es que nosotros, aun teniendo miedo, afrontamos la situación y seguimos adelante”
Medallas de condecoración para los bomberos. PETER LUNA
Medallas de condecoración para los bomberos. PETER LUNA
76 bomberos son condecorados por sus labores en la Chiquitania
76 hombres de fuego de la Unidad de Bomberos Antofagasta de La Paz fueron condecorados la mañana de este miércoles con la máxima distinción de la institución del orden por su valor y lucha contra las llamas que afectaron de gran manera a la Chiquitanía boliviana en la gestión pasada.
En total fueron 150 hombres efectivos condecorados, sin embargo, en esta oportunidad recibieron la distinción 76 debido a que el resto se encontraba realizando tareas en zonas como Sorata y otros sectores.
El subcomandante de la institución del orden coronel Claudio Espinoza resaltó el trabajo de los efectivos en su intervención a mediados del año 2019 cuando el desastre afectó más de cinco millones de hectáreas en la cuenca amazónica y segó la vida de algunos voluntarios.
“por todas estas razones valederas y contundentes hoy tenemos el honor de condecorar con la máxima presea al valor a nuestros héroes uniformados del verde olivo, que demuestran fehacientemente su absoluta vocación de servicio a su patria”, señaló la autoridad.
 El comandante nacional de bomberos coronel José Luis Pereira señaló que los hombres de fuego son constantemente preparados para afrontar todo tipo de circunstancias. Resaltó que desde la creación de la Escuela Plurinacional de Bomberos y Protección Civil en la gestión pasada, hasta la fecha cerca de un centenar de uniformados fueron entrenados y certificados.
Experiencias 
Por su parte el comandante departamental de bomberos La Paz coronel Ismael Villca recordó que el desastre era increíble por la cantidad de hectáreas que durante día y noche ardían sin control, entonces tuvieron que activar grupos de bomberos nivel uno quienes fueron desplegados a la zona para afrontar la situación.
Otro de los efectivos de esa unidad recordó que tras varias semanas de haberse iniciado el incendio en la Chiquitanía, ellos fueron enviados al lugar por tierra cuando la situación necesitaba de personal especializado que llegue con premura, sin embargo, el viaje en ómnibus fue largo y tedioso.
Otro uniformado recordó que el fuego parecía incontrolable y no sabían si volverían a casa con vida, las telecomunicaciones prácticamente eran nulas por lo que no podían conversar con sus seres queridos, el fuego producía un calor excesivo que provocaba que las botas se derritan con facilidad. Otra de las experiencias es que se alimentaban cuando tenían un poco de tiempo y para ello incluso usaban las palas como recipientes para preparar el alimento.
 Tras todas esas experiencias los hombres de fuego fueron condecorados con una medalla al valor aunque el mejor reconocimiento es haber luchado contra el desastre en favor del ecosistema del planeta.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad