Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 05:33

ENFRENTAN DENUNCIAS POR DAÑO ECONÓMICO AL ESTADO

4 gerentes de ENTEL dejan en ocho años una pérdida de más de Bs 2.000 millones

Entre 2013 y 2020, en las gestiones del MAS y de la expresidenta Jeanine Áñez, alertaron de hechos de corrupción relacionados con cobros indebidos, desmantelamiento, vuelos privados, obras “fantasma” y más.
Los exgerentes Óscar Coca, Mauricio Altovez, Elio Montes y Eddy Luis Franco.     ARCHIVO
Los exgerentes Óscar Coca, Mauricio Altovez, Elio Montes y Eddy Luis Franco. ARCHIVO
4 gerentes de ENTEL dejan en ocho años una pérdida de más de Bs 2.000 millones

La Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL) está envuelta en un escándalo por los hechos de corrupción que se registraron en los últimos 8 años y representaron un daño económico al Estado de más de Bs 2.000 millones.

Por esta empresa pasaron, entre 2013 y 2020, cuatro gerentes, durante las gestiones de Evo Morales y el Movimiento Al Socialismo (MAS) y de la expresidenta Jeanine Áñez. 

Todos ellos, actualmente, enfrentan denuncias. Entre las irregularidades detectadas están los pagos indebidos, desmantelamiento, vuelos privados y más.

En la lista están Óscar Coca, Mauricio Altovez, Elio Montes y Eddy Luis Franco. 

LAS ACUSACIONES En la gestión de Áñez, se destapó dos escándalos de corrupción. Montes denunció a Coca y Altovez y, luego, fue acusado por Franco, que en la actual gestión del gobierno de Luis Arce, con Roy Méndez, también enfrenta un proceso por el que fue enviado a la cárcel con detención preventiva el viernes.

En 2013 se generó una primera acusación contra Coca.

Los gerentes de la gestión del MAS son investigados por un daño económico de más de Bs 2.000 millones, a los que se suman más de 3 millones de la gestión de Áñez.

CAJA CHICA El exministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó de una pérdida de Bs 1.700 millones en la gestión de Coca y Altovez. La exautoridad criticó las inversiones en telecentros para llevar internet a zonas vulnerables y rurales y, a través de un comunicado, denunciaba que el 65% de estos espacios no funcionaba.

“Esta empresa es muy importante como para que hayamos pasado de ser la caja chica del MAS a querer ser la caja chica de un gerente. Eso no se permite. La presidenta [Áñez] ha ordenado tomar medidas y las hemos tomado como tiene que ser”, declaró en ese entonces.

También se refirió a contratos con una empresa india por más de Bs 12 millones para entregar equipos tecnológicos, pero nunca llegaron; el proyecto de “billetera móvil” con daño de Bs 15 millones; transacciones indebidas por Bs 12 mil mensuales como un arriendo en Perú; la compra de un auto de lujo por Bs 350 mil; el pago excesivo por servicios WiFi en el palacio presidencial; y el uso de fondos por más de Bs 57 millones para eventos deportivos y pago de artistas.

En un informe pormenorizado, dijo que el “clan Coca” usaba los aportes de los trabajadores (3%) y los ponía en cuentas personales con los que “se daba lujos en Perú”.

Montes también apuntó al gobierno de Morales por ofrecer el “peor servicio de internet en el país, con un alto precio, y de provocar pagos con sobreprecios que superarían los 15 millones de dólares al año”. 

Las acusaciones son por la comisión de delitos como contratos lesivos contra el Estado, conducta antieconómica y uso indebido de influencias.

La Fiscalía admitió la denuncia e inició una investigación, así como la solicitud a Interpol para activar alerta azul y el allanamiento de tres de sus viviendas. Se cree que huyó rumbo a EEUU, aunque también se presume que están en Argentina como refugiado y con un cuadro reservado de salud.

A su turno, Franco dijo que se encontraron nuevas inconsistencias financieras que sumaban Bs 600 millones e instruyó auditorías internas y externas. Se refirió a la falta de cobro de deudas y venta de chips en el mercado negro.

OTROS PAGOS En 2017, otra denuncia surgió contra Coca por anomalías y direccionamiento en una contratación que significó un daño económico aproximado de $us 100 millones (unos Bs 696 millones).

Entonces, el jefe de bancada de Unidad Demócrata (UD) en Diputados, Wilson Santamaría, citado por ERBOL, denunció que la estatal ENTEL debía adquirir 5 mil equipos con una empresa, pero anuló el contrato y “curiosamente” publicó una licitación para adquirir el doble de los mismos equipos y fue dirigida para beneficiar a otro. Anticipó que hubo “manipulación” y la población se vio perjudicada con la tardanza.

Pidió un informe oral y recordó otros contratos con empresas que no tienen experiencia en el ramo.

DESMANTELAMIENTO El actual ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, acusó a la gestión de Áñez de “desmantelar” ENTEL y retrasar la tecnología por falta de inversiones.

Montes fue denunciado por realizar pagos indebidos e incurrir en gastos irregulares, incluidos vuelos privados, alojamiento y consumo en un hotel cinco estrellas, bonos de refrigerio, entre otros. Se sumó un auspicio que asciende a un millón de bolivianos para un piloto.

Fueron involucrados otros tres exejecutivos que avalaron el pago de finiquitos a 13 empleados. 

La afectación sería de más de Bs 800 mil en dos meses, que incluye inconsistencias en una de las empresas operadoras de la telefónica.

Su gestión no duró ni dos meses y un día después de que se hicieron públicas los documentos salió del país rumbo a EEUU. En ese tiempo cobró un salario de Bs 30.000 mensuales.

La Fiscalía emitió la imputación formal por los delitos de conducta antieconómica, favorecimiento al enriquecimiento ilícito y contribuciones y ventajas ilegítimas.

EMPRESA FANTASMA Más adelante, se conoció de otro caso relacionado con un presunto daño económico de $us 390.000 (Bs 2.718.300) por el pago a una empresa “fantasma” de Perú por el servicio en los nodos de la fibra óptica bajo el rótulo de “confidencial”.

Dijo que tras una auditoría se logró recabar los respaldos necesarios y ya se presentó la acción legal contra los responsables, entre ellos Franco y el exministro Arias.

Una funcionaria, que ocupaba el cargo de Analista de Gerencia de Finanzas, también fue aprehendida acusada del desvío de una parte del dinero a la cuenta de su esposo, quien también se encuentra procesado por la presunta comisión de legitimación de ganancias ilícitas, enriquecimiento ilícito y conducta antieconómica.

OTROS DATOS En su audiencia de rendición pública de cuentas, el ministro Montaño alertó de una reducción en sus ganancias en más de Bs 430 millones, en relación al 2018. Informó que solo para la Renta Dignidad se tuvo 389 millones y para este año la proyección es de llegar a 586 millones, es decir, un 50.6% más.

Sin embargo, los datos de 2019, que fueron dados a conocer por Arias, mostraron utilidades por más de Bs 900 millones y utilidades de hasta 921 millones.