Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 30 de noviembre de 2020
  • Actualizado 00:59

EL PROGRAMA DEL MAS-IPSP DESARROLLA 13 PILARES

256 propuestas de Luis Arce para gobernar Bolivia

El Presidente electo el 18 de octubre en Bolivia hizo una oferta electoral en la que resaltan, principalmente, los aspectos económicos.
Luis Arce Catacora recibe su credencial de Presidente de Bolivia.	        APG
Luis Arce Catacora recibe su credencial de Presidente de Bolivia. APG
256 propuestas de Luis Arce para gobernar Bolivia

Para llegar a la Presidencia de Bolivia, Luis Alberto Arce Catacora (56), presentó un programa de Gobierno en el que desarrolla 13 pilares y hace 256 propuestas.

El Presidente electo el 18 de octubre es economista y contador general. Trabajó en el Banco Central de Bolivia (BCB). Fue parte del Gobierno de Evo Morales. Ocupó el cargo de Ministro de Hacienda desde 2006. En 2009 asumió como Ministro de Economía y Finanzas Públicas; aunque tuvo un tiempo de alejamiento entre 2017 y 2018.

Tras su triunfo, anunció siete medidas para paliar los efectos negativos de la pandemia por el coronavirus, COVID-19: el Bono Contra el Hambre de mil bolivianos; la aprobación de tres proyectos de ley en la Asamblea Legislativa Plurinacional, la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para pagos con tarjetas de crédito del 13% al 8%, impulso para la devolución del IVA a las personas de bajos ingresos y el impuesto a las grandes fortunas; la aprobación de créditos que no impliquen condicionar la economía ni la política cambiaria; sobre si habrá devaluación en su gobierno, dijo que buscará evitarlo, pero dejó abierta la posibilidad de que sea necesario; fortalecer la demanda interna; explicó que se apuntará a la meritocracia en el Órgano Judicial; y, a mediano y largo plazo, está previsto continuar con el trabajo para la industrialización del litio y el hierro del Mutún.

El campo de la economía es uno de los que más páginas abarca en el plan del Movimiento Al Socialismo – Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), sigla con la que Arce ganó los comicios. Las promesas están expuestas en 13 pilares.

POBREZA El primero hace referencia a erradicar la pobreza extrema y, en ese acápite, suma 12 propuestas para el período 2020 – 2015. “Reactivar la economía y el aparato productivo debido al efecto recesivo que causó la aplicación de medidas neoliberales durante el gobierno de facto”, dice la primera.

La segunda es adoptar políticas para retomar el proceso de bolivianización y profundizarlo. La tercera hace referencia a desarrollar programas orientados a los jóvenes, las mujeres (jefas de hogar) y las urbes periurbanas.

Luego están promover empleo digno e ingresos adecuados para los jóvenes y mujeres; procurar una mejor inserción laboral de la mujer, “liberándola de las amplias obligaciones del cuidado familiar”; conformar "brigadas de jóvenes contra la pobreza", para identificar principales necesidades; crear mejores condiciones productivas para los pequeños y medianos productores del área rural y urbana; generar políticas de protección social para las familias rurales dedicadas a la agricultura tradicional, con la finalidad de reducir los riesgos de los eventos climatológicos adversos; y promover proyectos de infraestructura y programas específicos para personas con capacidades diferentes o de la tercera edad.

También se incluyen los planteamientos de mantener la política de bonos; promover, en los municipios más pobres, programas integrales que comprenden la prestación de servicios de agua, saneamiento básico, electricidad, educación, salud, condiciones de vivienda y fortalecimiento productivo; y profundizar y garantizar nuevas fuentes de financiamiento para las actuales políticas sociales.

SOBERANÍA ECONÓMICA El pilar 5 está referido a la soberanía económica y financiera, y ahí hay tres grandes promesas.

Una hace referencia a que los objetivos de la política fiscal, monetaria y cambiaria “se seguirán enfocando en fomentar el desarrollo económico y social, preservando la estabilidad macroeconómica, con el fin de mejorar la calidad de vida y el Vivir Bien”.

La segunda sostiene que la política fiscal continuará su rol redistribuidor del ingreso, favoreciendo principalmente a los sectores sociales más pobres y vulnerables, impulsando al mismo tiempo a los sectores productivos estratégicos y la ampliación de la infraestructura mediante inversión pública. “La meta en 2025 es un PIB nominal cercano a 60 mil millones de dólares o un PIB per cápita superior a 5 mil dólares”.

La tercera garantizará la sostenibilidad de la deuda pública, “que continuará encontrándose por debajo de los topes técnicos establecidos por organismos internacionales”.

SOBERANÍA PRODUCTIVA El pilar número 6 es sobre la soberanía productiva con diversificación, en el que el Gobierno de Arce hizo 13 propuestas, entre ellas, desarrollar estrategias de articulación e integración económica y sectorial, acompañada de políticas de incentivos fiscales y financieros y empleo; desarrollar la industria básica (química, petroquímica, siderúrgica); desarrollar mecanismos de integración económica regional, que consoliden los mercados ya abiertos para productos estratégicos de componente nacional, con una política de incentivos tributarios para la exportación de productos con valor agregado; y fortalecer las alianzas estratégicas con el sector privado.

Además, promocionar una mayor articulación entre las infraestructuras básicas, las tecnologías de la información y comunicaciones, y las actividades productivas; generar una política de industrialización enfocada en nuevas industrias; fortalecer los centros técnicos de innovación tecnológica; promocionar la oferta turística de Bolivia, haciendo énfasis en la complementariedad de productos turísticos asociados a recursos naturales, diversidad cultural, gastronomía y otros; promover la inversión del sector privado en turismo.

RECURSOS NATURALES El pilar 7 se enfoca en la soberanía sobre los recursos naturales. Tienen un total de 22 propuestas. En lo relacionado a los hidrocarburos, plantea proyectos de explotación en campos existentes y nuevos; reducción de importación de insumos y aditivos y cubrir la demanda interna de gasolina sin necesidad de incrementar la producción, a través del uso responsable de biocombustibles; reducción de importación del diésel oíl; nuevos memorándums de entendimiento y convenios y comenzar a exportar GLP a Argentina, Brasil y Uruguay; ampliar las ventas de urea a los países vecinos; además del incremento de reservas de gas natural y de líquidos.

En el campo de la minería, el Gobierno electo plantea inversiones para incrementar la producción de minerales; exploración y continuar proyectos de industrialización; aumentar exportación de minerales con valor agregado; montar plantas de fundición y refinación de minerales, y poner en funcionamiento la Planta Siderúrgica del Mutún; alianzas con el sector privado; incentivos para que los proyectos mineros sean más atractivos; contratos de asociación o de producción minera para exploración y explotación.

En lo referido a la electricidad, se prevé continuar con la generación y transmisión eléctrica; integrar a todos los departamentos al sistema eléctrico; y consolidar el cambio en la matriz energética, logrando un mayor uso de plantas hidroeléctricas y de energías alternativas (solar, eólica y biomasa).

Y en cuanto a los recursos evaporíticos, se estima consolidar la industrialización del litio; concretar una tercera fase de inversiones, para producir materiales catódicos y baterías de ion de litio: consolidar los mercados de exportación; implementar las plantas para la producción de hidróxido de litio e hidróxido de magnesio de sales residuales, materiales catódicos y baterías; y desarrollar los salares de Coipasa y Pastos Grandes.

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Para la soberanía científica y tecnología, que es el pilar 4, hay 27 propuestas englobadas en elementos estratégicos como la seguridad cibernética, el gobierno electrónico, las ciudades Inteligentes y sistemas de vida de la Madre Tierra sostenibles y protegidos. En este acápite se expone la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El seguro universal estará integrado a al Gobierno electrónico; se prevé comercio y finanzas digitales; industria del software, con un Fondo de Inteligencia Artificial para apoyar procesos de innovación tecnológica articulados a cadenas productivas; tecnologías de información y comunicación; tecnologías productivas en los sectores pecuarios; y protagonismo a los jóvenes en los programas de la Ciudadela del Conocimiento y el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear.

Hospitales, formación de maestros e infraestructura deportiva

En lo relacionado a salud, educación y deportes, pilar 3, el partido del Gobierno electo tiene un total de 27 ofertas, que se resumen, entre otros, en fortalecer la salud familiar comunitaria; fortalecer el Sistema único de Salud; concluir la construcción y equipamiento de hospitales de segundo, tercer y cuarto nivel; más ítems de salud; fortalecer centros de radioterapia; programas de educación sexual; y el chequeo médico obligatorio.

En educación, están la formación continua de maestros; profesionalización a distancia; laboratorios de ciencia y tecnología con acceso a Internet en todos los colegios; becas; mallas académicas flexibles.

Para el área de deportes, infraestructura deportiva de iniciación, formación y alto rendimiento; escuelas deportivas en cada municipio; formar y capacitar a deportistas, técnicos, entrenadores, jueces, médicos y otros; Programa Plurinacional de Alto Rendimiento Deportivo y otros.

El informe

El MAS-IPSP incluyó en su plan de Gobierno un informe de los que considera logros, que es extenso en el campo de la economía.