Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 22:55

210 bolivianos son albergados en Iquique tras incendio, pero muchos vuelven a campamento

La autoridad chilena informó que aún no se han establecido las causas del incendio en el campamento donde más de 100 viviendas quedaron destruidas.
Alcalde de Iquique, Mauricio Soria, en contacto con Buena Noche.
Alcalde de Iquique, Mauricio Soria, en contacto con Buena Noche.
210 bolivianos son albergados en Iquique tras incendio, pero muchos vuelven a campamento

Tras el incendio de grandes proporciones que destruyó sus viviendas, 210 bolivianos que viven en Iquique, Chile, fueron refugiados en albergues municipales, aunque muchos vuelven al campamento que habitaban por temor a perder sus terrenos.

Esa es la realidad de los residentes que partieron a ese país en busca de una mejor vida, informó Mauricio Soria, alcalde de Iquique, en conversación con el programa Buena Noche de OPINIÓN.

Explicó que los bolivianos vuelven al sitio del incendio porque se encuentran asentados ilegalmente allí y temen que si se van, otras personas ocuparán el lugar donde vivían.

Quieren conservar al menos el terreno, ya que de sus casas y pertenencias no queda nada. El fuego consumió todo lo que tenían.

"La gente está volviendo porque en Iquique hay muy poco espacio, están recuperando esos terrenos porque no quieren perderlos", agregó Soria.

El Alcalde de la ciudad del norte chileno indicó que maquinaria proporcionada por el Gobierno central trabaja ya en el campamento para limpiar el terreno de los escombros que quedaron.

"Se está prestando toda la ayuda necesaria a todas las personas independientemente de la nacionalidad", aseguró Soria.

CAUSAS DEL INCENDIO

La autoridad chilena informó que aún no se han establecido las causas del incendio en el campamento donde más de 100 viviendas quedaron destruidas.

"Hoy estaba el equipo de peritaje de bomberos de Chile para dilucidar cuáles fueron las causas finales", agregó.

Sin embargo, explicó, que al tratarse de un asentamiento ilegal muchos pudieron ser los motivos. Además, el fuego se extendió rápido porque las casas estaban construidas con materiales ligeros, había mucho neumático que servía como taludes y también madera.

"Las calles son muy estrechas. No tenían cómo ingresar los camiones de bomberos, fue bastante complicado extinguir el fuego. Teníamos viento y eso avivó las llamas. Tampoco había muros cortafuegos", apuntó Soria.