Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 16 de abril de 2024
  • Actualizado 21:06

Paz social

Puede hablarse de una paz social como entendimiento y buenas relaciones entre los grupos, clases o estamentos sociales dentro de un país.

La paz social es el bienestar de la persona, a su libre manera de pensar. La paz no se conseguiría si se le arrebata los derechos propios de la persona, suprime todo derecho inherente que se le atribuye como ser humano. La paz social se sostiene en un Estado de Derecho, que respeta la dignidad de la persona. Cuando a un grupo de hombres se les niegan los derechos fundamentales estos se sentirán oprimidos.

Un Gobierno en Estado de Derecho tiene la responsabilidad de hacer respetar las leyes como también que se cumplan para garantizar el bienestar de las personas, legislar en paz es desarrollar el derecho y la justicia por el medio más razonable, que permita vivir a la persona en su libre pensamiento sin amenaza alguna. Un estado social de derecho nos garantiza la sana convivencia al establecer una normatividad que rige el país en donde se vela por los derechos de cada individuo que lo componen y por ende una armonía velando por el bien común sobre el bien personal. La paz social implica el disfrute de los derechos humanos, la integración social, desarrollo y responsabilidad, cuya puesta en práctica nos permitirá avanzar en la construcción de una sociedad pacífica, y emprendedora. Un país se desarrolla mejor en un ambiente calmado, de bienestar para con él y con la sociedad que lo rodea, establece la confianza del pueblo con el Estado. La justicia es el reflejo completo del manejo sostenible de un Estado, solo un Estado que está en paz social podría establecer sus lineamientos establecidos para una sociedad. Somos conscientes que es difícil procurar y mantener la paz, y que esto es trabajo de todo un país, sino y que es ahí donde radica la oportunidad para que todos los sectores puedan participar. Se trata, de una paz social, donde se mantienen buenas relaciones entre comunidades de individuos. Con todo esto tendríamos que decir que la paz es el proceso de realización de la justicia en los distintos niveles de las relaciones humanas. Este proceso hace que afloren los conflictos, se afronten y se resuelvan de una forma no violenta. El fin de la paz es lograr la armonía de la persona consigo misma, con la naturaleza y con las demás personas.

“La paz no se define por la ausencia de guerra o de conflictos sino por la presencia de la justicia social y el bienestar, por la satisfacción de las necesidades básicas de todas las personas y grupos sociales, tanto en sentido espiritual como material. La paz es vista como un proceso, algo que hay que construir. Gandhi decía “no hay un camino para llegar a la paz, la paz es el camino”. (Inspirada en la paz judía e hindú).