Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:06

Argentina y un cambio de motor

Argentina y un cambio de motor
No solo es un cambio de conductor, sino de motor lo sucedido en Argentina. Mauricio Macri empezará, por su ideología conservadora y de derecha, un rumbo diferente al emprendido por la izquierda argentina encabezada por Néstor Kirchner (+) en 2003.

En Bolivia, el presidente Evo Morales ya lo había anticipado. Si gana Macri, las cosas cambiarían. ¿En qué grado? ¿cómo sería la nueva relación? ¿nuestras relaciones cambiarán? son preguntas que surgen en torno al empresario que ahora presidirá Argentina.

Con Argentina tenemos actualmente un contrato de venta de gas que le ha permitido al país alcanzar recursos a favor de los departamentos, municipios, universidades y otros. Se tiene una estrecha colaboración en el ámbito nuclear, de educación, energético y otros. A la Argentina van muchos compatriotas nuestros a buscar trabajo y mejores ingresos para su familia.

En conclusión, es una relación de años. Nos vinculamos en varios aspectos. De ahí que la confianza mutua entre gobiernos es indispensable para trabajar a favor de la población.

Macri representa lo contrario de lo que el Kirchnerismo hizo por el país vecino. Pero la izquierda y la derecha son dos polos que, más allá de sus diferencias, deben estar sometidos a la voluntad del pueblo. Ahí radica la verdadera fuerza de un gobierno, en estar pendiente de lo que el pueblo necesita.

Si se piensa más en lo que requiere el pueblo y no así en lo que el gobierno cree que necesita el pueblo, un país progresará más allá de lo previsto e irá por el sendero que en Bolivia, con Evo Morales, consideramos correcto. Es así que esperamos como bolivianos que el nuevo gobierno, al que deseamos éxitos sin duda, pueda escuchar al pueblo permanentemente y hacer que su voluntad se cumpla. De la misma manera, esperamos que la diplomacia de los pueblos sea mejor recibida que la diplomacia de cóctel, en situaciones que involucren a ambos países.