Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:19

España elude su maldición ante el anfitrión y enfrentará a Brasil en la final olímpica

A lo largo de la historia, la selección nacional, entre Juegos, Mundiales, Eurocopas y Copa Confederaciones, tan solo había conseguido vencer a Sudáfrica en la fase de grupos de este último torneo en 2009, en Bloemfontein, con goles de David Villa y Fernando Llorente.
Jugadores españoles festejan con Marcos Asensio (2-i), autor del gol con que España venció 0-1 a Japón para pasar a la final del fútbol olímpico. EFE
Jugadores españoles festejan con Marcos Asensio (2-i), autor del gol con que España venció 0-1 a Japón para pasar a la final del fútbol olímpico. EFE
España elude su maldición ante el anfitrión y enfrentará a Brasil en la final olímpica

La selección española echó mano hoy martes de un zurdazo de Marco Asensio para meterse en la final de los Juegos Olímpicos y eludir la maldición que en grandes competiciones le acompaña cuando se enfrenta a los anfitriones.

La diana del jugador balear en la prórroga (m.115) acabó con la resistencia de Japón y situó al conjunto de Luis de la Fuente en la lucha por el oro ante Brasil en el estadio Internacional de Yokohama.

A lo largo de la historia, la selección nacional, entre Juegos, Mundiales, Eurocopas y Copa Confederaciones, tan solo había conseguido vencer a Sudáfrica en la fase de grupos de este último torneo en 2009, en Bloemfontein, con goles de David Villa y Fernando Llorente.

En los Juegos Olímpicos, España perdió contra Bélgica en Amberes 1920 por 3-1 en los cuartos de final, si bien pudo seguir compitiendo y acabó siendo plata; y en México 1960 cayó ante los aztecas por 2-0 en los cuartos de final.

En la Copa del Mundo, Italia cortó la trayectoria de España en los cuartos de 1934 (1-0 en el desempate); Brasil goleó a España por 6-1 en 1950 en el grupo final; los penaltis en Gwangju fueron letales ante Corea del Sur en 2002 (3-5) tras acabar con empate a cero el partido; al igual que ocurrió en Moscú ante Rusia en la últiima cita de 2018 (1-1, 3-4).

En la Eurocopa ocurrió los mismo ante Italia en 1980 (0-0 en la fase de grupos); ante Francia en 1984 (0-2 en la final); frente a Inglaterra en 1996 (0-0 y derrota en penaltis 1-4); y ante Portugal en 2004 (0-1 en la fase de grupos). También recordar la caída por 3-0 ante la Verdeamarelha en la final de la Copa Confederaciones 2013, en el estadio Maracaná.