Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 02:16

España, en cuartos, y Argentina fuera

Una acción de partido entre España y Argentina, en el baloncesto. EFE
Una acción de partido entre España y Argentina, en el baloncesto. EFE
España, en cuartos, y Argentina fuera

España se clasificó ayer  para los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 al imponerse a Argentina por 81-71 en la reedición de la final del Mundial 2019, esta vez en terreno olímpico, resultado que asoma al abismo al equipo sudamericano, ya solo con opción de ser una de las dos mejores terceras. 

El base español Ricky Rubio (26 puntos, 5 rebotes y asistencias) sofocó un inicio trepidante al ritmo de los argentinos Nico Laprovittola (27 puntos y 4 asistencias) y Facundo Campazzo (10 y 3), dominados después por la defensa española, capaz de forzar 24 pérdidas al conjunto suramericano y generar un ataque coral, con 10 puntos de Sergio Llull, 9 tantos con 8 rebotes de Pau Gasol, 9 de Víctor Claver y 8 de Willy Hernangómez. 

España y Argentina volvían a encontrarse, otra vez en tierras asiáticas. Y lo hacían en un escenario de excepción, el Super Arena de Saitama, donde ambas naciones se enfrentaron en un duelo épico por las semifinales de otro campeonato del mundo, el del 2006, que también cayó del lado del cuadro español. 

El duelo tenía todos los ingredientes para la tensión desde el primer momento: los precedentes históricos, la urgencia de Argentina tras caer en la primera jornada ante Eslovenia, y al mismo tiempo una situación similar de España, en pos de asegurarse los cuartos de final antes de cruzarse con Luka Doncic y los suyos, un equipo español sin Xabi López-Arostegui, por problemas en un tobillo. 

El partido de la segunda jornada del Grupo C masculino de baloncesto de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, disputado en el Saitama Super Arena, sin espectadores.